#DíasDeCine

Que pensar en elegir una película para ver el fin de semana no te fatigue. Que elegir esa película no sea una decisión lamentable. Que la película que veas hoy te haga sentir bien, te haga pensar un poco distinto, te haga sonreír, asustar o lagrimear con gusto. Que te haga algo, así sea un pellizco de ganas de más o, en el mejor de los casos, sea una tibia caricia para tu sistema nervioso central. Esas son las premisas de esta columna, que estrenamos también en la Revista Rascacielos que se publica cada domingo junto al periódico Página Siete.

Por lo tanto, acá les dejo 20 títulos, un menú variado, una lista sin pretensiones, pero con entusiasmo. Poca cosa si consideramos toda la oferta disponible; mucho si el tiempo no nos es suficiente para todo lo que quisiéramos hacer. De todas formas, es una selección que ojalá les sirva para despejar un poco esa ruta llamada “qué puedo ver hoy”. Sigue leyendo

Anuncios

Las películas con mayor cantidad de nominaciones en 2016

¿Para qué sirve ordenar una lista de películas? En términos prácticos, para muy poco. Es más una actividad de entretenimiento, sobre todo para quienes gustamos de organizar cosas, ideas, información. En el caso de la lista que ahora propongo, es un dato que sirve de referencia para quien quiera elegir sus películas sin el esfuerzo de investigar mucho. La cantidad de participaciones en selecciones oficiales y concursos es un parámetro que permite preparar la lista de compras de DVD, entradas al cine o sesiones de Netflix, cómodamente. Además, luego de que uno comienza a ver e indagar más, es cuestión de dejarse llevar, ya que una película lleva a otra y así puede lograrse muy agradables descubrimientos.

La que ahora ofrezco es una lista meramente referencial, un divertimento sin aspiraciones de manual, tan solo para entretener a quien le guste preparar, buscar y disfrutar sus películas.

Yo adoro perderme en la pantalla, vivo, río, sufro y lloro las buenas historias, las actuaciones soberbias, las bandas sonoras de ensueño, la fotografía mágica, el diseño de arte, del vestuario, en fin… Por eso es que todos los años me propongo hacer mi catálogo personal, pero siempre termino usando información suelta que encuentro en mis exploraciones por la red.

Esta vez decidí intentarlo con más empeño, comencé a hacer la lista y para ordenarla, elaboré una tabla (soy muy proclive a hacer tablas, de casi todo). El proceso, en principio, no tenía mayores pretensiones, pero luego el resultado se convirtió en una poco despreciable base de 70 producciones que han participado en 14 festivales o concursos de los más de 40 que se realizan a lo largo de cada año en el mundo.

Es información cuya única aplicación es la charla ociosa, lo cual no le quita valor, sino todo lo contrario.

Sigue leyendo