Festival de cine de Mar del Plata

Astor de Oro

El premio principal, Astor de Oro.

Creado en 1954, el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que organiza el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales resulta ser el único festival de América Latina calificado como Clase A por la Fédération International des Associations des Producteurs de Films (FIAPF). Dicha calificación es compartida con Cannes, Toronto y San Sebastián, entre otros.

El evento de Mar del Plata tiene el objetivo de promover el cine en todas sus formas, logrando cada año proyectar unos 300 títulos a más de 130.000 espectadores de todos los gustos, incluyendo el cine clásico y la introducción de nuevas voces, tecnologías y corrientes. “El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata fue el primer festival en Argentina en proyectar en 3D, y en incorporar el nuevo formato digital DCP y la plataforma digital que permite ver Online títulos de su programación para espectadores de todo el mundo”, indica su sitio oficial.

La edición N° 34 se realizará en noviembre, con varias competencias, secciones paralelas, retrospectivas y homenajes, reuniendo a lo más jugoso de la industria cinematográfica regional, en esa ciudad que es una de las más bellas de Argentina.

Y para seguir con nuestras recomendaciones de títulos ganadores en diversos eventos mundiales, disfruten esta selección de las premiadas con el Astor de Oro en los últimos años.

Ganadoras del Festival de Cine de Mar del Plata

  1. Essential Killing. Jerzy Skolimowski, Polonia, 2010. Una obra imperdible, filmada en una llanura completamente nevada, a -35°C y sin que los personajes digan una sola palabra, todo el drama se refleja en las expresiones, los planos, las miradas, los sonidos. El reto al que se enfrentaron tanto el director como sus protagonistas fue de una exigencia abrumadora.
  2. Abrir puertas y ventanas. Milagros Mumenthaler, Argentina, 2011. Calificada como una pequeña joya indie, merece entrar en nuestras listas para buscar. Un relato en el que todos los recursos son utilizados con mesura. Tres hermanas que deben enfrentar la muerte de su abuela y comenzar a convivir de una forma que resulta nueva para ellas, en un caluroso verano bonaerense.
  3. Más allá de las colinas. Cristian Mungiu, Rumania, 2012. Una gran historia acerca de la amistad de dos muchachas en la Rumania de los años 80, gobernada por el dictador Ceausescu. Una sueña con la libertad, en tanto que la otra se ha refugiado en la religión.
  4. La jaula de oro. Diego Quemada-Diez, México, 2013. Chauk, un joven de Chiapas, que no habla español, Sara, una muchacha que se corta el cabello y se envuelve para ocultar sus senos, y Juan, otro chico de pueblo, emprenden juntos la larga y penosa labor de cruzar la frontera y llegar “al otro lado”, a ver si ahí logran una vida mejor.
  5. Come to My Voice. Hüseyin Karabey, Turquía/Francia/Alemania, 2014. A través de la narración de un trovador local, la película muestra la historia de una mujer que junto a su pequeña nieta deben hacer lo imposible para pagar a unos militares y lograr que liberen al hombre de la casa, el hijo/padre de ambas.
  6. El abrazo de la serpiente. Ciro Guerra, Colombia, 2015. Es la primera película colombiana en ser nominada al premio Oscar. Su fotografía es realmente notable, un blanco y negro que registra un potente guion que se desarrolla en medio de la selva amazónica. La historia se basa en los diarios de los exploradores Theodor Koch-Grunberg y Richard Evans Schultes.
  7. People That Are Not Me. Hadas Ben Aroya, Israel, 2016. Hadas no solamente dirige esta ópera prima imperdible, también es su guionista, productora y directora. Una historia al estilo milennial, en manos de una talentosa cineasta, que desmenuza las relaciones de su generación y su necesidad de evitar la soledad, descubriendo al mismo tiempo, que la intimidad puede ser algo muy distinto de lo que ella persigue.
  8. Invitación de boda. Annemarie Jacir, Palestina, 2017. Un largometraje que, en torno a una boda, muestra los conflictos familiares, sociales y políticos desde la mirada de una familia dividida. “Trato de mostrar el choque generacional y los diferentes puntos de vista que tienen un padre y un hijo sobre la situación en Palestina, pero sin dar una respuesta sobre quién tiene la razón o qué es lo correcto” ha comentado Jacir sobre su obra.
  9. Entre dos aguas. Isaki Lacuesta, España, 2018. Muy premiado título que aborda la historia de dos hermanos con una vida difícil, con una historia triste, con familias que abandonan, que perdonan, que regresan, en fin… una película en la que la cámara sigue a sus protagonistas con una naturalidad tal que conmueve profundamente. Como añadidura, una gran banda sonora a cargo de Kiko Veneno y Raül Refree.

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

Anuncios

Buenos Aires para todas las miradas

BAFICI 1Del 3 al 14 de abril se realiza la Edición N° 21 del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires – BAFICI, un evento que se va consolidando año a año y resalta, entre otras cosas, por dar cabida a una gran cantidad de óperas primas y estrenos mundiales.

Organizado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, el año anterior tuvo la bella cifra de 390.000 asistentes en 36 sedes distribuidas por la ciudad a costos muy accesibles (menos de 20 Bs por función), con descuentos para estudiantes y jubilados. Además de múltiples actividades musicales y audiovisuales, sin costo para el público.

Para este año, el 29% de las películas que integran el programa es de cineastas nóveles y la competencia oficial cuenta con 15 títulos internacionales, en un total de 89 películas, en 6 competencias. La película que inauguró el festival es Claudia, de Sebastián de Caro, con Dolores Fonzi en el rol protagonista. Para la clausura se prevé la exhibición de Santiago, Italia, un documental del italiano Nanni Moretti, quien ya fue largamente ovacionado en el Festival de Turín, donde estrenó este nuevo trabajo.

 “En todos los casos, tanto los más cinéfilos como quienes se acercan con curiosidad al Festival podrán disfrutar de una selección de cine para todas las miradas”, dice el sitio oficial, que les dejo aquí para más información http://festivales.buenosaires.gob.ar. Es, por tanto, un festival para ir a disfrutar detenerse a elegir qué título sí o cuál no, pues con seguridad todo valdrá el esfuerzo y la alegría de estar ahí.

Mientras la edición 2019 se desarrolla en la capital porteña, revisemos las ganadoras a mejor película de los últimos años. Disfruten.

  1. Alamar. Pedro Gonzáles-Rubio, México, 2009. Calificada como una bella y conmovedora historia, retrata el viaje de un padre y su pequeño hijo de 5 años a un encuentro con el mar, antes de que el pequeño se vaya con su madre a otro país. Cada momento de esta aventura, cada instante con la naturaleza, toca el alma de esos dos seres, que se descubren a la vez, el uno en el otro.
  2. May they rest in revolt (Figures of wars). Sylvain George, Francia, 2010. Un documental impactante acerca de la vida de los migrantes en Calais, al norte de Francia. George filmó completamente solo, durante tres años, la cotidianidad que, en permanente estado de alerta, construyen esos desplazados. “Figuras de la guerra restituye la función de la imagen: darle existencia a lo diferente y a la desemejanza”. (Roger Koza, 2012).
  3. Policeman. Nadav Lapid, Israel, 2011. Ópera prima del triunfador de este año en la Berlinale, con Synonymes (reseñada en la edición anterior). En Policeman, Nadav Lapid retrata a Yaron, un policía de élite que trabaja en una unidad antiterrorista. Todo parece estar bien en su vida, hasta que se encuentra con un grupo de revolucionarios que lo enfrentarán con la sociedad para la cual trabaja y contra sí mismo.
  4. Berberian Sound Studio. Peter Strickland, Reino Unido, 2012. El Berberian fue un estudio de postproducción de sonido, conocido por sus bajísimos precios y por su sórdido ambiente, en la Italia de los años setenta. La película es una especie de homenaje al giallo, el cine de intriga italiano, a través de la historia de un tímido y confundido ingeniero de sonido que intenta hacer su trabajo.
  5. El Picasso de Persia. Mitra Farahani, Irán, 2013. Esta directora, exiliada como su protagonista, emprende la misión de documentar la vida de Bahman Mohassess, un importante y muy aclamado artista iraní casi olvidado desde que se aisló en Roma, a raíz del triunfo de la revolución islámica. La transgresión, la censura y la libertad son algunos de los ingredientes que resultan en un sabroso resultado, realizado con gran ingenio a pesar de sus escasos recursos.
  6. Tribunal. Chaitanya Tamhane, 2014. Con Tribunal, su director debutó con honores, reflejando delicada y prolijamente los problemas del sistema de justicia en India, así como la fragilidad de la libertad de expresión, a través del relato de un proceso judicial al músico del pueblo, por “incitación al suicidio”.
  7. La larga noche de Francisco Sanctis. Andrea Testa, Francisco Márquez, Argentina, 2016. Basada en la novela homónima de Humberto Costantini. Un tipo gris y conformista recibe información que podría salvar la vida de dos perseguidos políticos, en la Argentina de los años 70. En esta larga noche deberá decidir si hace algo al respecto, a riesgo de su propia vida, o más bien optar por la indiferencia, como siempre. Otra notable ópera prima.
  8. La flor (partes I, II, III). Mariano Llinás, Argentina, 2016. Esta rareza partida en 3, dura 14 horas en total y, según lo explica el propio director, relata seis historias separadas, con la actuación de cuatro actrices, en distintos papeles. Un monumental trabajo logrado a lo largo de 10 años. Qué curiosidad.
  9. Niñato. Adrián Orr, España, 2017. Un artista del hip hop, padre de tres, sin trabajo, ha tenido que regresar a vivir a la casa de sus padres, debe lidiar con su llamado a la música y el amor que profesa por sus hijos, tratando de darles una buena educación y las herramientas para vivir en este mundo y en este tiempo.

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

11 películas premiadas en Sundance 2018

SundanceBanner 2Hoy culmina uno de los eventos anuales más interesantes del cine independiente, el Festival de Sundance (24 ene/3 feb), en el estado de Utah, Estados Unidos. Desde 1985, Sundance es una plataforma que promueve la originalidad de los nuevos talentos y da cabida a perspectivas distintas, al margen de las grandes productoras cinematográficas. Son algo más de 30 los galardones que este festival entrega a las mejores historias, en sus distintas categorías.

Al anunciar que este año se exhibirán 112 nuevas producciones independientes, de más de 14.000 postulaciones, Robert Redford, presidente y fundador de Sundance Institute, dijo: “La sociedad se basa en los cuentacuentos. Las decisiones y los riesgos que toman definen nuestra experiencia colectiva. El Festival de este año está lleno de narradores que ofrecen desafíos, preguntas y entretenimiento. Al contar sus historias, toman decisiones difíciles en su búsqueda de la verdad y el arte; la cultura cosecha la recompensa.”

Mientras esperamos conocer a los nuevos ganadores, repasemos una selección de once premiadas en la versión anterior. Una lista que merece prioridad en nuestra planificación de este año. Sigue leyendo

Las películas imprescindibles del 2018

180 películas de 201812 eventos globales. 6 festivales: Sundance, Berlinale, Cannes, San Sebastián, Toronto, Venecia. 6 entregas de premios: Oscar, Globos de Oro, Goya, Europeos, Critics Choice e Independent Spirit Awards. Todos, como nunca los tuviste, en un solo sitio. Una lista de colección, con las que se llevaron, en su momento, el galardón a mejor película, sea ficción, documental, animación, corto, largo, ópera prima, etc. Nuestro regalo para comenzar el año, las 108 mejores películas, premiadas como tal, en 2018. Sigue leyendo

Comedia negra, suspenso y absurdo en el lente de los Coen

Hnos CoenJoel y Ethan Coen son la prueba viviente de que dos cabezas piensan mejor que una. Ambos funcionan como un solo y potente cerebro creativo. Se dan el gusto de hacer un cine de estilo propio, logrando el aplauso, no solo de la industria, sino de la crítica y, sobre todo, de un público que los sigue en todas y cada una de sus producciones. Se dice que estos dos hermanos, nacidos con tres años de diferencia, crecieron viendo muchísimas películas y desde niños jugaron con la cámara, inventando y filmando historias. Desde que comenzaron, hasta hoy, ambos hacen las veces de directores, escritores, productores y montajistas. En este rol suelen usar el seudónimo de Roderick Jaynes.

Para lograr su original estilo visual y narrativo, lleno de historias imprevisibles y un sentido del humor matizado de sarcasmos y absurdos, los Coen tienen un grupo de actores favoritos a los que acuden para casi todas sus películas. Son nombres de peso, como su musa imprescindible, la gran Frances McDormand, a la cual suelen acompañar Steve Buscemi, John Goodman, George Clooney y Josh Brolin, por citar algunos.

collage actores coen“Ethan y yo hemos estado contando historias con cámaras desde que éramos niños. Honestamente, lo que hacemos ahora no parece tan diferente a lo que hacíamos en ese entonces” ha dicho Joel alguna vez. Su trayectoria les ha valido, hasta ahora, un Globo de Oro, cuatro premios Oscar y dos BAFTA, entre otros reconocimientos. Sigue leyendo

Carlos Vives: quedarse para llegar lejos

IMG_8648Resulta extraño escuchar a Carlos Vives, pero no cantando. Es extraño verlo en un escenario, sentado. Es más extraño verlo conversando con el presidente de su país y con el máximo ejecutivo del BID, una de las organizaciones financieras de desarrollo más grandes del mundo. Es extraño ver que el auditorio de más de 1000 personas, escucha en silencio, en medio de cientos de pantallitas registrando el momento.  Nadie baila. Carlos luce un tanto incómodo en principio, no es un ambiente familiar para él, aunque está en su tierra, cantando su himno y la ropa de las tres figuras es informal, una inusual tenida de camisa clara sin corbata con las mangas al codo y pantalones claros. Dos presidentes, un acto oficial, un cantante y cientos de especialistas en inversiones. Toda esta combinación es extraña.

¿Qué hace Carlos Vives, el músico caribeño que hace vibrar a millones con su voz, su carisma y su ritmo, en un evento con más de 1.700 profesionales de la banca, finanzas, tecnología e innovación? ¿Y sin música?

Carlos fue panelista en el acto de apertura del reciente Foro Iberoamericano de las Microfinanzas, que en su versión N° 21 se enfocó en un tema estratégico para el desarrollo: la inclusión financiera. Dentro de sus ejes de trabajo tuvo una serie de actividades en torno a lo que ahora se denomina “economía naranja”, un concepto que el Banco Interamericano de Desarrollo viene trabajando desde hace algunos años para demostrar que las actividades culturales, creativas y artísticas son también parte del motor económico de cualquier país, tanto o más que la minería, el comercio o los hidrocarburos.

La economía naranja es la dimensión económica del arte y la cultura y parte del trabajo de este FOROMIC era promover la exploración y construcción de valores a partir de este concepto, involucrando en un mismo espacio y momento a instituciones financieras con emprendedores, innovadores y creativos de diversos ámbitos y nacionalidades.

Carlos Vives fue invitado no porque sea el artista con más nominaciones a los Premios Grammy Latinos, o porque vende millones de discos o llena grandes teatros, sino porque se lo considera un precursor del emprendimiento creativo en su país. Sigue leyendo

Reinventando la inclusión

La 21° versión del FOROMIC evoluciona y propone giros conceptuales

1.700 participantes de 40 nacionalidades y más de 130 panelistas vinculados a las microfinanzas, la innovación y la tecnología, que en total han realizado unas 1.500 reuniones, incluyendo varios lanzamientos de programas y proyectos, así como la firma de convenios de intercambio y cooperación, son las cifras destacadas de la edición N° 21 del FOROMIC, Foro Iberoamericano de las Microfinanzas, realizado del 29 al 31 de octubre, en el Centro de Convenciones Puerta de Oro, de la ciudad de Barranquilla.

El evento fue inaugurado por el presidente de Colombia, Iván Duque y por el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo – BID, Luis Alberto Moreno, que anunció un nuevo cambio en la visión del grupo BID. Se trata de la conversión del Fondo Multilateral de Inversiones – FOMIN, en BID LAB, un giro conceptual y de marca, por el cual el FOMIN se convierte en un laboratorio de innovación, con la finalidad de buscar oportunidades con impacto social. “Trabajar en soluciones innovadoras a grandes problemas de la región, con énfasis en el uso de nuevas tecnologías y hacer pruebas de concepto para usarlas a mayor escala”, explicó.

Enfrentar el cambio

Durante su discurso, Moreno comentó que el FOROMIC se realizó por primera vez en 1998, con el objetivo de buscar mecanismos de fortalecimiento para el sector de las microfinanzas y la pequeña empresa. “Todo el sector ha venido cambiando profundamente. Cuando comenzamos las microfinanzas eran, en muchos casos, organizaciones de la sociedad civil y hoy en día son empresas que han crecido; muchas de ellas han ido, con éxito, a la bolsa. De la misma manera que cambian los tiempos, el BID tiene que cambiar a un esquema que parte del principio de que éste es un laboratorio que sirve para crear temas asociados a la tecnología, a la inclusión social, en los cuales están, por supuesto, las microfinanzas.”

Hasta 2017, los temas centrales del trabajo del foro giraban en torno a la microempresa y las finanzas. Este año el evento ha dado un giro sustancial, enfocándose en tres ejes temáticos que guiaron las actividades durante sus tres días de trabajo: la sfinanzas en evolución; el futuro del trabajo, e industrias 4.0, dentro del cual se analizó la economía naranja.

Economía naranja, la dimensión económica del arte y la cultura

El panel de apertura trató sobre industrias creativas y la construcción de valores a partir de la economía naranja. Participó como invitado el artista colombiano Carlos Vives,considerado un precursor del emprendimiento creativo en su país y comprometido, además, con acciones sostenidas de responsabilidad social en su región.

Vives dirige, junto a otras personalidades, la Fundación Tras la Perla, creada para solucionar problemas fundamentales de la comunidad en la que nació y creció. Se trata de una iniciativa ciudadana, según él mismo dice, que consiste en promover la unión de fuerzas y el trabajo cooperativo para mejorar, fortalecer y hacer sostenible a la ciudad en todas las dimensiones del desarrollo.

Musicales vs represas

“La cultura es desarrollo”, dijo Duque y “normalmente no se le ha dado la importancia que tiene pues las agendas se han concentrado siempre en temas “más áridos”. El presidente colombiano comentó un dato que llevó a su país a investigar sobre el impacto del arte y la cultura en la economía. Se trata del costo de la represa china las Tres Gargantas, la más grande del mundo, de 25.000 millones de dólares, una inversión que se hizo desde su inicio, en 1980 hasta 2012, cuando concluyó la construcción. Durante ese mismo tiempo, cuenta Duque, los diez musicales más importantes de Broadway lograron ventas por 27.000 millones de dólares. A partir de ese dato decidieron investigar mejor qué era lo que pasaba en Colombia y descubrieron que las grandes ramas de la creatividad y el folclore, como el patrimonio, las artes visuales, escénicas, los medios y el diseño, aportan al PIB nacional tres veces más que el negocio del café. “Es más grande que la minería”, comentó.

Reconocer el valor es el primer paso, añadió el presidente colombiano. Luego, “hay que reconocer que cuando se combina cultura con tecnología, se puede multiplicar el valor de esos sectores. Los países que van a ganar son los que logren ese trabajo tripartito, entre los artistas, el mercado y el Estado.” Duque anunció que en la ley de financiamiento pronta a ser entregada al congreso, se incluirá la propuesta de 0% de impuestos por los primeros cinco años para los emprendedores creativos.

En su disco Clásicos de la Provincia, Carlos Vives rescató las creaciones de los juglares colombianos y los plasmó en nuevas versiones fusionadas con ritmos e instrumentos del pop y el rock. Esto, según Duque, le dio al vallenato “un nuevo amanecer”, gracias a lo cual considera a la industria musical colombiana como la más importante de América Latina. “Sin embargo, para que estas iniciativas prosperen, el Estado tiene que abrir los canales”, declaró el mandatario.

A su turno, Carlos Vives, que admitió desconocer el concepto de economía naranja, contó que cuando él comenzó como artista, solían “beber de otras fuentes, estábamos siempre mirando para otro lado, las madres nos decían que había que prepararse para llegar muy lejos y ese lejos ojalá sea Europa o los Estados Unidos. Dejamos de mirar lo nuestro.” Vives tomó la decisión de quedarse y rescatar la música local, además de buscar formas de servir a su comunidad. “Todos estamos para el servicio de la gente, el trabajo del banquero, del granjero, del cantante, del alcalde y del presidente deben ser para el servicio de la gente. Yo no soñaba con Hollywood, no quería irme a ninguna parte, por eso pude concentrarme y sin darme cuenta, estoy sumergido en la economía naranja.”

El presidente colombiano admitió que el sistema educativo, a nivel latinoamericano, no ha evolucionado a la par de los tiempos, pues busca producir diplomas y egresados, que luego tienen la presión de conseguir cualquier puesto, sin importar su talento. “Si logramos comprender que cuando un joven se dedica a su talento, maximiza su potencial como ser humano, e implica una reserva de riqueza para todo un país, tendremos una gran transición social. Tenemos el deber de darle al sistema educativo el protagonismo para que sea una incubadora de esa creatividad y ese talento, más allá de ciencias, matemáticas y lenguaje, volver a formar en humanismo, literatura, música, danza. Entender que ahí es donde se va a producir la riqueza cultural. En ese punto, el papel del Estado es habilitar mecanismos.”

Bolivia en el FOROMIC

Como en años anteriores, Bolivia tuvo un rol de peso en este evento, con más de 50 participantes de diversos rubros, entre los cuales están varios invitados por el BID. Estos algunos de ellos.

El panel Microfinancieras y cooperativas en un mundo digital, que fue moderado por Fernando Sánchez, hizo un análisis acerca de cómo las entidades de este sector están encarando la transformación digital. Sánchez comentó que un reciente estudio de mercado, detectó a 375 instituciones microfinancieras en América Latina y El Caribe, que atienden a unos 30 millones de clientes, con una cartera de 47 billones de dólares. Si bien el portafolio de clientes tiende a crecer entre el 15% a 20% anual, en la región aún hay 217 millones de personas sin acceso a servicios financieros. “En una industria en constante evolución, que comenzó enfocada en el microcrédito, para crecer luego a las microfinanzas y enfocarse hoy en un nuevo concepto, como es la inclusión financiera, hay pasos importantes que aún deben ser dados”, indicó Sánchez en este coloquio que, entre otras cosas, concluyó que el fundamento de la era digital debe comenzar y concluir en el beneficio de las personas.


Panel Microfinancieras y cooperativas en un mundo digital.

La joven emprendedora, Daniella García Moreno, creadora y fundadora de la escuela Elemental, fue panelista del tema Habilidades para una Economía Digital. Ella compartió su experiencia junto a otros dos invitados, de Ecuador y Chile. Los tres conversaron a partir de un común denominador, su labor de formación para los trabajos del futuro, habilidades digitales e inserción laboral.


Daniella García Moreno en el panel Habilidades para una Economía Digital

Jorge Ruiz, gerente y fundador de FINCONECTA, participó en el panel Colaboración en el mundo Fintech, además de firmar un acuerdo con el BID, por el cual se asocian para construir una red financiera interconectada que integrará diferentes actores con instituciones financieras y compañías fintech en una sola plataforma abierta, llamada 4WRD. Ésta permitirá a los intermediarios financieros acceder a soluciones de tecnología financiera ofrecidas por las empresas fintech en todo el mundo y desarrollar e implementar estrategias de transformación digital. El proyecto tiene un componente de cooperación técnica y otro que inyectará capital a la empresa Above & Beyond, creadora de la plataforma 4WRD.


Panel Colaboración en el mundo Fintech

Durante la firma del acuerdo, Luis Alberto Moreno, comentó que cuando uno estudia el tema de microfinanzas a lo largo y ancho de América Latina, Bolivia es el país que, sino es el primero, es el segundo en términos de regulación y de profundización. Fue allí donde las microfinanzas comenzaron con ONG que ahora son bancos. “Sin embargo, donde ahora veremos más cambios es en el sector de servicios financieros, por eso estamos muy contentos de ver que Bolivia está siempre a la vanguardia. Queremos no solamente hacer una prueba de concepto, sino sobre todo escalarlo, vía el apalancamiento que puede hacer BID Invest”, concluyó.

Una versión de este artículo se ha publicado también en el periódico Página Siete.