Alcira

Tupiceña, muchas arrugas, pocas canas, ni un diente, energía al 100%. “Cuando era niña y había luna llena, mi mamá, ponía un bañador con agua y le hacía dar el reflejo. Después, me lavaba el cabello con esa agüita, para que no tenga canas. Ahora, casi ochenta ya estoy por cumplir y mirá mi cabello, sigue negro”, me dice. Su madre era muda y le tenía prohibido salir a jugar, pero Alcira se escapaba a la cancha todos los días, ahí aparecía la mamá con el chicote, más efectivo que un grito. Ahora Alcira juega básquet con sus amigos de Tupiza en una cancha de El Alto. Por eso me conservo tan bien, afirma, segura de sí. Perdió toda la dentadura, no sé por qué, pero no es difícil imaginar todo lo que pudo influir. Alcira ha luchado cada día de su vida, cuando su padre la abandonó sin reconocerla, cuando su marido la dejó con tres hijos, cuando uno de ellos desapareció, cuando tuvo que criar al nieto que la nuera le dejó y así, cuando toda su vida sigue transcurriendo. Alcira no se queja, se ríe, habla a las aves y comparte su pan con el perro mendigo.

Alcira trabaja como guardia en un garaje, en turnos de 24 horas y es más atenta que sus colegas jóvenes, más alerta que cualquier varón. Alcira ilumina. La miro y me pregunto por qué sigue trabajando, si lo ha hecho desde que era una niña. “Tengo que llevar comida y pañales a mi nieto, que está en el Instituto de Rehabilitación Infantil, en Obrajes. “Amarradito en su silla de ruedas me lo tienen”, dice. “No habla, pero cuando me ve llegar, ¡sus ojos se iluminan!”.

Alcira tiene mil y una historias que disfruta compartir con quien esté dispuesto a sentarse un momento con ella. Doy fe que tiene el don de despachar hasta al más duro, con ganas de ser una mejor persona. Bendita seas, Alcira.

rpt

 

Esta página se ha publicado también en la revista Rascacielos.

 

Anuncios

Carlos Vives: quedarse para llegar lejos

IMG_8648Resulta extraño escuchar a Carlos Vives, pero no cantando. Es extraño verlo en un escenario, sentado. Es más extraño verlo conversando con el presidente de su país y con el máximo ejecutivo del BID, una de las organizaciones financieras de desarrollo más grandes del mundo. Es extraño ver que el auditorio de más de 1000 personas, escucha en silencio, en medio de cientos de pantallitas registrando el momento.  Nadie baila. Carlos luce un tanto incómodo en principio, no es un ambiente familiar para él, aunque está en su tierra, cantando su himno y la ropa de las tres figuras es informal, una inusual tenida de camisa clara sin corbata con las mangas al codo y pantalones claros. Dos presidentes, un acto oficial, un cantante y cientos de especialistas en inversiones. Toda esta combinación es extraña.

¿Qué hace Carlos Vives, el músico caribeño que hace vibrar a millones con su voz, su carisma y su ritmo, en un evento con más de 1.700 profesionales de la banca, finanzas, tecnología e innovación? ¿Y sin música?

Carlos fue panelista en el acto de apertura del reciente Foro Iberoamericano de las Microfinanzas, que en su versión N° 21 se enfocó en un tema estratégico para el desarrollo: la inclusión financiera. Dentro de sus ejes de trabajo tuvo una serie de actividades en torno a lo que ahora se denomina “economía naranja”, un concepto que el Banco Interamericano de Desarrollo viene trabajando desde hace algunos años para demostrar que las actividades culturales, creativas y artísticas son también parte del motor económico de cualquier país, tanto o más que la minería, el comercio o los hidrocarburos.

La economía naranja es la dimensión económica del arte y la cultura y parte del trabajo de este FOROMIC era promover la exploración y construcción de valores a partir de este concepto, involucrando en un mismo espacio y momento a instituciones financieras con emprendedores, innovadores y creativos de diversos ámbitos y nacionalidades.

Carlos Vives fue invitado no porque sea el artista con más nominaciones a los Premios Grammy Latinos, o porque vende millones de discos o llena grandes teatros, sino porque se lo considera un precursor del emprendimiento creativo en su país. Sigue leyendo

Reinventando la inclusión

La 21° versión del FOROMIC evoluciona y propone giros conceptuales

1.700 participantes de 40 nacionalidades y más de 130 panelistas vinculados a las microfinanzas, la innovación y la tecnología, que en total han realizado unas 1.500 reuniones, incluyendo varios lanzamientos de programas y proyectos, así como la firma de convenios de intercambio y cooperación, son las cifras destacadas de la edición N° 21 del FOROMIC, Foro Iberoamericano de las Microfinanzas, realizado del 29 al 31 de octubre, en el Centro de Convenciones Puerta de Oro, de la ciudad de Barranquilla.

El evento fue inaugurado por el presidente de Colombia, Iván Duque y por el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo – BID, Luis Alberto Moreno, que anunció un nuevo cambio en la visión del grupo BID. Se trata de la conversión del Fondo Multilateral de Inversiones – FOMIN, en BID LAB, un giro conceptual y de marca, por el cual el FOMIN se convierte en un laboratorio de innovación, con la finalidad de buscar oportunidades con impacto social. “Trabajar en soluciones innovadoras a grandes problemas de la región, con énfasis en el uso de nuevas tecnologías y hacer pruebas de concepto para usarlas a mayor escala”, explicó.

Enfrentar el cambio

Durante su discurso, Moreno comentó que el FOROMIC se realizó por primera vez en 1998, con el objetivo de buscar mecanismos de fortalecimiento para el sector de las microfinanzas y la pequeña empresa. “Todo el sector ha venido cambiando profundamente. Cuando comenzamos las microfinanzas eran, en muchos casos, organizaciones de la sociedad civil y hoy en día son empresas que han crecido; muchas de ellas han ido, con éxito, a la bolsa. De la misma manera que cambian los tiempos, el BID tiene que cambiar a un esquema que parte del principio de que éste es un laboratorio que sirve para crear temas asociados a la tecnología, a la inclusión social, en los cuales están, por supuesto, las microfinanzas.”

Hasta 2017, los temas centrales del trabajo del foro giraban en torno a la microempresa y las finanzas. Este año el evento ha dado un giro sustancial, enfocándose en tres ejes temáticos que guiaron las actividades durante sus tres días de trabajo: la sfinanzas en evolución; el futuro del trabajo, e industrias 4.0, dentro del cual se analizó la economía naranja.

Economía naranja, la dimensión económica del arte y la cultura

El panel de apertura trató sobre industrias creativas y la construcción de valores a partir de la economía naranja. Participó como invitado el artista colombiano Carlos Vives,considerado un precursor del emprendimiento creativo en su país y comprometido, además, con acciones sostenidas de responsabilidad social en su región.

Vives dirige, junto a otras personalidades, la Fundación Tras la Perla, creada para solucionar problemas fundamentales de la comunidad en la que nació y creció. Se trata de una iniciativa ciudadana, según él mismo dice, que consiste en promover la unión de fuerzas y el trabajo cooperativo para mejorar, fortalecer y hacer sostenible a la ciudad en todas las dimensiones del desarrollo.

Musicales vs represas

“La cultura es desarrollo”, dijo Duque y “normalmente no se le ha dado la importancia que tiene pues las agendas se han concentrado siempre en temas “más áridos”. El presidente colombiano comentó un dato que llevó a su país a investigar sobre el impacto del arte y la cultura en la economía. Se trata del costo de la represa china las Tres Gargantas, la más grande del mundo, de 25.000 millones de dólares, una inversión que se hizo desde su inicio, en 1980 hasta 2012, cuando concluyó la construcción. Durante ese mismo tiempo, cuenta Duque, los diez musicales más importantes de Broadway lograron ventas por 27.000 millones de dólares. A partir de ese dato decidieron investigar mejor qué era lo que pasaba en Colombia y descubrieron que las grandes ramas de la creatividad y el folclore, como el patrimonio, las artes visuales, escénicas, los medios y el diseño, aportan al PIB nacional tres veces más que el negocio del café. “Es más grande que la minería”, comentó.

Reconocer el valor es el primer paso, añadió el presidente colombiano. Luego, “hay que reconocer que cuando se combina cultura con tecnología, se puede multiplicar el valor de esos sectores. Los países que van a ganar son los que logren ese trabajo tripartito, entre los artistas, el mercado y el Estado.” Duque anunció que en la ley de financiamiento pronta a ser entregada al congreso, se incluirá la propuesta de 0% de impuestos por los primeros cinco años para los emprendedores creativos.

En su disco Clásicos de la Provincia, Carlos Vives rescató las creaciones de los juglares colombianos y los plasmó en nuevas versiones fusionadas con ritmos e instrumentos del pop y el rock. Esto, según Duque, le dio al vallenato “un nuevo amanecer”, gracias a lo cual considera a la industria musical colombiana como la más importante de América Latina. “Sin embargo, para que estas iniciativas prosperen, el Estado tiene que abrir los canales”, declaró el mandatario.

A su turno, Carlos Vives, que admitió desconocer el concepto de economía naranja, contó que cuando él comenzó como artista, solían “beber de otras fuentes, estábamos siempre mirando para otro lado, las madres nos decían que había que prepararse para llegar muy lejos y ese lejos ojalá sea Europa o los Estados Unidos. Dejamos de mirar lo nuestro.” Vives tomó la decisión de quedarse y rescatar la música local, además de buscar formas de servir a su comunidad. “Todos estamos para el servicio de la gente, el trabajo del banquero, del granjero, del cantante, del alcalde y del presidente deben ser para el servicio de la gente. Yo no soñaba con Hollywood, no quería irme a ninguna parte, por eso pude concentrarme y sin darme cuenta, estoy sumergido en la economía naranja.”

El presidente colombiano admitió que el sistema educativo, a nivel latinoamericano, no ha evolucionado a la par de los tiempos, pues busca producir diplomas y egresados, que luego tienen la presión de conseguir cualquier puesto, sin importar su talento. “Si logramos comprender que cuando un joven se dedica a su talento, maximiza su potencial como ser humano, e implica una reserva de riqueza para todo un país, tendremos una gran transición social. Tenemos el deber de darle al sistema educativo el protagonismo para que sea una incubadora de esa creatividad y ese talento, más allá de ciencias, matemáticas y lenguaje, volver a formar en humanismo, literatura, música, danza. Entender que ahí es donde se va a producir la riqueza cultural. En ese punto, el papel del Estado es habilitar mecanismos.”

Bolivia en el FOROMIC

Como en años anteriores, Bolivia tuvo un rol de peso en este evento, con más de 50 participantes de diversos rubros, entre los cuales están varios invitados por el BID. Estos algunos de ellos.

El panel Microfinancieras y cooperativas en un mundo digital, que fue moderado por Fernando Sánchez, hizo un análisis acerca de cómo las entidades de este sector están encarando la transformación digital. Sánchez comentó que un reciente estudio de mercado, detectó a 375 instituciones microfinancieras en América Latina y El Caribe, que atienden a unos 30 millones de clientes, con una cartera de 47 billones de dólares. Si bien el portafolio de clientes tiende a crecer entre el 15% a 20% anual, en la región aún hay 217 millones de personas sin acceso a servicios financieros. “En una industria en constante evolución, que comenzó enfocada en el microcrédito, para crecer luego a las microfinanzas y enfocarse hoy en un nuevo concepto, como es la inclusión financiera, hay pasos importantes que aún deben ser dados”, indicó Sánchez en este coloquio que, entre otras cosas, concluyó que el fundamento de la era digital debe comenzar y concluir en el beneficio de las personas.


Panel Microfinancieras y cooperativas en un mundo digital.

La joven emprendedora, Daniella García Moreno, creadora y fundadora de la escuela Elemental, fue panelista del tema Habilidades para una Economía Digital. Ella compartió su experiencia junto a otros dos invitados, de Ecuador y Chile. Los tres conversaron a partir de un común denominador, su labor de formación para los trabajos del futuro, habilidades digitales e inserción laboral.


Daniella García Moreno en el panel Habilidades para una Economía Digital

Jorge Ruiz, gerente y fundador de FINCONECTA, participó en el panel Colaboración en el mundo Fintech, además de firmar un acuerdo con el BID, por el cual se asocian para construir una red financiera interconectada que integrará diferentes actores con instituciones financieras y compañías fintech en una sola plataforma abierta, llamada 4WRD. Ésta permitirá a los intermediarios financieros acceder a soluciones de tecnología financiera ofrecidas por las empresas fintech en todo el mundo y desarrollar e implementar estrategias de transformación digital. El proyecto tiene un componente de cooperación técnica y otro que inyectará capital a la empresa Above & Beyond, creadora de la plataforma 4WRD.


Panel Colaboración en el mundo Fintech

Durante la firma del acuerdo, Luis Alberto Moreno, comentó que cuando uno estudia el tema de microfinanzas a lo largo y ancho de América Latina, Bolivia es el país que, sino es el primero, es el segundo en términos de regulación y de profundización. Fue allí donde las microfinanzas comenzaron con ONG que ahora son bancos. “Sin embargo, donde ahora veremos más cambios es en el sector de servicios financieros, por eso estamos muy contentos de ver que Bolivia está siempre a la vanguardia. Queremos no solamente hacer una prueba de concepto, sino sobre todo escalarlo, vía el apalancamiento que puede hacer BID Invest”, concluyó.

Una versión de este artículo se ha publicado también en el periódico Página Siete.

Ocho películas diferentes

0 FilmComment posterLanzada en 1962, con el nombre de Visión, la revista Film Comment, es editada actualmente por la Film Society del Lincoln Center. Es una de las publicaciones más importantes del mundo cinematográfico y, al contrario de otras, no es un cúmulo de textos eruditos e incomprensibles. Es, más bien, una revista que se nutre de distintas miradas y criterios.

Film Comment elabora cada año una lista de las 20 mejores películas del año alrededor del mundo, a partir de una encuesta que realiza entre sus colaboradores y el personal. Quizá por eso, de entre las muchas listas que se publican, esta selección es una de mis favoritas, la guía necesaria para ver antes de que acabe el año, una necesidad que debe ser cumplida. Sigue leyendo

#MujeresLuchonas

Esto de las mujeres luchadoras, abnegadas, incondicionales y de absoluta entrega es un verso que nos cuentan desde hace más de dos mil años y algunas nos lo hemos creído al pie de la letra, sobre todo las criadas bajo dogmas implacables, considerados indiscutibles. Sin embargo, en el curso de la historia, no han faltado –afortunadamente- las rebeldes, las libres de cuerpo y mente que rompen esquemas y abren brecha para cada generación por venir. Actualmente tenemos, además de versos y doctrinas, los “hashtags”, palabras que marcan conversaciones, debates y tendencias en las redes sociales. Es en esa plataforma global donde han surgido términos como #MujerLuchona y #MamáLuchona, que por supuesto, cuentan con su correspondiente montón de detractores, como en todo. Hoy los usaremos como eje temático de esta cartelera. Nueve títulos imperdibles para conocer y comprender la energía vital y creadora de mujeres que, pese a todo, hicieron lo que creyeron correcto y fueron fieles a sus principios. Varias películas se han basado en hechos verdaderos, por lo que su valor documental es aún mayor.

“No creo que en la presente sociedad las mujeres lleguemos a tener el grado de libertad que anhelamos, pero sí en una sociedad futura y cercana, en el próximo siglo, donde nada faltará a nadie, donde nadie padecerá hambre ni miseria. Entonces sí que querremos el amor libre completamente, es decir que la unión termine cuando termine el amor y que no se nos desprecie por no estar sujetas a un hombre.” Virginia Bolten, 1896.

  1. Corre Lola, corre. Tom Tykwer, Alemania, 1998. Antes de que hayan teléfonos móviles, Internet, Uber y Unión Europea, Lola debe conseguir 100.00 marcos alemanes para salvar la vida de su novio y solamente tiene 20 minutos para lograrlo. ¿Qué puede hacer? Correr. Franka Potente se la pasa corriendo en esta premiada película que está cumpliendo 20 años y sigue estupenda.
  2. El secreto de Vera Drake. Mike Leigh, Reino Unido, 2004. Nominada a tres Oscar y a un Globo de Oro, ganó el BAFTA a mejor director, un León de Oro y la Copa Volpi, en Venecia. Vera trabaja como empleada de limpieza, en Londres, 1950. Su familia es humilde, pero muy unida, ella es generosa y todos la quieren mucho, hasta que un día es detenida por la policía y el cariño de los suyos se pondrá a prueba cuando conozcan su lado oculto.
  3. En tierra de hombres. Niki Caro, Estados Unidos, 2005. Con al menos 10 nominaciones a premios como el Oscar y el Globo de Oro, está inspirada en hecho reales, relatados en el libro titulado “Acción colectiva: el caso histórico que cambió la ley sobre el acoso sexual”, de Clara Bingham y Laura Leedy Gansler. La película relata el doloroso periplo de Josey, una madre que debe trabajar para sostener a su familia y cuyo coraje conducirá a lograr lo que fue la primera demanda colectiva de su país, por acoso sexual.
  4. Diarios de la calle. Richard LaGravenese, Estados Unidos, 2007. La vida de un grupo de adolescentes en una escuela pública de un barrio de Los Ángeles está asolada por la violencia, la discriminación y la pobreza. Son chicos sin esperanza que se atacan unos a otros. Un día llega una maestra novata y les demostrará que no todo está perdido. Basada en una historia verdadera.
  5. Ágora. Alejandro Amenábar, España, 2009. Ganadora de siete premios Goya. Es el año 391 A.C. y son los últimos días del imperio romano. Hipatia de Alejandría es una matemática, filósofa y astrónoma que por su ateísmo y devoción a la ciencia se enfrentó a los cristianos mientras trataba de salvar el invaluable tesoro de antiguos conocimientos que se preservaban en la gran biblioteca de Alejandría.
  6. Ni dios, ni patrón, ni marido. Laura Mañá, Argentina, 2010. Una película basada en la historia de Virginia Bolten, fundadora del primer periódico de corte feminista anarquista de América Latina. En la Argentina de 1896, Virginia es una anarquista que conoce a un grupo de mujeres, trabajadoras de una hilandería, en condiciones miserables. Juntas deciden iniciar el cambio.
  7. Flores raras. Bruno Barreto, Brasil, 2013. El director de Doña Flor y sus dos maridos vuelve a explorar el espacio de los triángulos amorosos, con esta historia sobre la poeta estadounidense Elizabeth Bishop, ganadora del premio Pulitzer en 1956 y la arquitecta brasileña Lota de Macedo Soares. Lota fue la responsable de diseñar uno de los paseos más grandes y famosos del mundo, como es el Parque do Flamengo, en Río de Janeiro.
  8. Las sufragistas. Sarah Gavron, Reino Unido, 2015. Es la historia de las primeras mujeres que lucharon por lograr el voto femenino en este país en los inicios del siglo XX. “Las sufragistas” fue el nombre que recibió este movimiento que se enfrentó a la brutalidad estatal y militar de esa época aún no tan lejana.
  9. Wind river. Taylor Sheridan, Estados Unidos, 2017. Estrenada en el Festival de Sundance y galardonada en Cannes. Una detective novata se empeña en investigar la extraña muerte de una joven nativa en un paraje solitario. Esta película hace un crudo cuestionamiento a la discriminación y violencia que sufren las mujeres nativas de los Estados Unidos, para quienes las leyes parecen no aplicarse. Cada año desaparecen miles de ellas y no hay cifras que reflejen este problema, pues no se las incluye en las estadísticas.

 

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

Tiempos difíciles

#DíasDeCine.- En las calles, dos amigas se unen para luchar por sus derechos, gritando en las calles por las que ya no tienen voz; al mismo tiempo, en la cárcel, una maestra torturada y una joven presa tratan de darse una oportunidad a través de la música. Al otro lado de la ciudad, una abuela pobre y desempleada se desespera por conseguir dinero para pagar el tratamiento de su nieto enfermo. En un barrio periférico, una joven quechua, hija de una madre violada, llora cantando como un ave herida y se inserta una papa en la vagina. Escuchó que es bueno para ahuyentar a los abusadores. Muy lejos de ahí, una niña de 13 años atraviesa el desierto a pie, huye de casa, como si mutilar sus genitales no hubiera sido suficiente, ahora quieren casarla con un desconocido. Más allá, en un país asolado por la guerra, una mujer policía descubre el gigantesco negocio del tráfico de mujeres y a riesgo de su propia vida, decide no callar. Al mismo tiempo, unas novicias descubren su camino, unas cantando, la otra descubriendo su pasado y se preguntan si el hábito hace a la monja. Otra duda se clava en el alma de una joven rebelde que vive en las calles, asaltada por un insospechado instinto maternal, mientras en el edificio del frente, una chica se despierta en la cama de un desconocido, que le sonríe, distante.

  1. Una canta, la otra no. Agnés Varda, Francia, 1977. Una joya de la Varda sobre la amistad que se forja entre dos mujeres cuando una ayuda a la otra a hacerse un aborto, pues no tiene las condiciones para criar más hijos. Sus vidas se entrelazan en la Francia de los años 70, cuando se está luchando por legalizar la contracepción y el aborto. Tan actual como hace 40 años.
  2. Cuatro minutos. Chris Kraus, Alemania, 2006. Nominada y premiada en varios festivales, es una entrañable historia de una profesora de música y una joven prodigiosa, presa por asesinato. Un encuentro en un lugar espantoso, con la magia de la música haciendo lo suyo. (*).
  3. Irina Palm. Sam Garbarski, Reino Unido, 2007. Ganadora del premio David di Donatello a mejor película europea. Una abuela sesentona, pobre y poco agraciada se enfrenta a la pena de ver cómo su nieto podría morir por falta de dinero para pagar su tratamiento. Ante la desesperación por hacer algo, se emplea como azafata en un club llamado “Sexy world”, donde con la ayuda de una prostituta descubre que tiene una insólita habilidad.
  4. Flor del desierto. Sherry Horman, Reino Unido, 2009. Premiada en el Festival de San Sebastián, narra la historia real de Waris Dirie, una niña somalí que huye de casa para evitar un matrimonio forzado. Luego de sobrevivir al desierto, logra trabajar como empleada doméstica, creciendo como una analfabeta, hasta que decide probar suerte en Londres, donde es descubierta por un fotógrafo. Esto la convierte en una modelo de fama mundial que además lucha por los derechos humanos y contra la mutilación genital.
  5. La teta asustada. Claudia Llosa, Perú, 2009. Premiada con el Oso de Oro en el Festival de Berlín y nominada a un Oscar y un Goya, entre otros, es una historia sobre la vida de Fausta, hija de una mujer víctima de la violencia causada por el terrorismo de Sendero Luminoso y los paramilitares. Se dice que al amamantar a sus hijos estas mujeres les transmitían la enfermedad de la teta asustada, por la cual ellos están condenados a vivir sin alma y con miedo perenne. Fausta es hija de la violencia y evade su enfermedad con el canto, un llanto en forma de trino.
  6. Secretos peligrosos. Larysa Kondracki, Canadá, 2010. Basada en la historia real de Kathryn Bolkovac, policía norteamericana enviada a Bosnia como parte de las operaciones de paz de las Naciones Unidas. Una vez allí, descubre la gigantesca mafia de trata y tráfico de mujeres, en la que todos participan, incluso policías, diplomáticos y militares de la ONU.
  7. Ida. Pawel Pawlikowski, Polonia, 2013. Ganadora del Oscar a mejor película extranjera, además de un BAFTA y un Goya, esta película tiene una fotografía en blanco y negro absolutamente preciosa. Narra la historia de Anna, una joven novicia en la Polonia comunista de los años 60. Antes de tomar sus votos, debe visitar a su única pariente viva y, sin proponérselo, hace un viaje de autodescubrimiento por demás inesperado.
  8. Stockholm. Rodrigo Sorogoyen, España, 2013. Ganadora de un Goya y otras distinciones, esta película logró su financiamiento gracias a una campaña de crowdfunding y ha justificado cada billete. Lo que comienza como una típica comedia romántica o una historia de jóvenes de parranda, deriva en una trama insospechada para todos. Una buena historia acerca de los roles de género, la seducción y las relaciones. (*)
  9. Talullah. Sian Heder, Estados Unidos, 2016. Participó en el Festival de Sundance en 2015 cuenta con dos magníficas actrices, Ellen Page y Allison Janney. Tallulah relata las vidas de cuatro mujeres de este tiempo, en circunstancias por demás diversas. Como apunte extra, la directora, Sian Heder, es la autora de tres temporadas de Orange is the new black. (*)
  10. La llamada. Javier Ambrossi y Javier Calvo, España, 2017. Estrenada en San Sebastián, esta divertida comedia musical, ha sido nominada a decenas de premios y se ha llevado varios, incluyendo el Goya a mejor canción original. En clave de risa y música, la historia se desenvuelve en un campamento para señoritas, dirigido por monjas. La llamada es una reflexión acerca de las libertades y lo fundamental de ser una misma, en todas las circunstancias que nos toca vivir, sexual, religiosa, política y socialmente. (*)

(*) Disponibles en Neflix.

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

#66SSIFF: palmarés y recomendaciones de #DíasDeCine

SanSebastian 2018Durante la semana pasada, si pasabas por el País Vasco, por 7,9 euros podrías comprar tu entrada y ver alguna de las decenas de proyecciones que el festival de Donostia ofreció a sus privilegiados visitantes. Este 29 de septiembre concluyó la versión N° 66 y estos son los títulos ganadores de la Sección Oficial:

  • Entre dos aguas, Isaki Lacuesta (España) – Concha de oro a la mejor película
  • Alpha, the right to kill, Brillante Mendoza (Filipinas) – Premio especial del jurado
  • Rojo, Benjamín Naishtat (Argentina, Bélgica, Brasil, Alemania, Francia, Suiza) – Concha de plata al mejor director, Darío Grandinetti (Argentina) – Concha de plata al mejor actor, Pedro Sotero – Premio del jurado a la mejor cinematografía
  • Blind Spot, Pia Tjelta (Noruega) – Concha de plata a la mejor actriz
  • Rojo, 
  • Premio del jurado al mejor guión: ex-aequo Paul Laverty por Yuli (España, Cuba, Reino Unido, Alemania) y Jean-Claude Carrière y Louis Garrel por L’homme fidèle

En las listas estuvo luciéndose Sirena, nuevo film boliviano, de Carlos Piñeiro, con guion de Juan Pablo Piñeiro y Diego Loayza, seleccionada para la sección Cine en Construcción, junto a otras 5 películas, entre un total de 181. Piñeiro (La Paz, 1986) es el autor de cortometrajes como Plato paceño (2013) y Amazonas (2015). En Sirena cuenta la búsqueda y rescate del cadáver de un ingeniero en una isla del Lago Titicaca.

El jurado de la sección oficial estuvo presidido por el director Alexander Payne (Entre copas, Nebraska, Downsizing), que contó con la participación de la directora de fotografía Bet Rourich, las productoras Agnes Johansen y Francesca Cima, el actor argentino Nahuel Pérez Biscayart y la actriz Rossy de Palma.

Entre sus muchas actividades programadas, #66SSIFF también quiere constituirse en un espacio de reflexión sobre la influencia de las nuevas tecnologías en el sector audiovisual, por lo cual ha creado la jornada “Zinemaldia & Technology”, en la cual se reunieron profesionales del cine y tecnólogos con la idea de enterarse de los avances y oportunidades que pueden encontrar en esta combinación de saberes.

Y la recomendación de la semana. Diez películas ganadoras del premio central de este festival, la Concha de Oro a mejor película:

  1. La caja de pandora, Yesim Ustaoglu. Turquía, 2008. La protagonista interpretó su personaje a la edad de 89 años, con una calidad interpretativa tal que le valió el premio a la mejor actriz. La directora Ustaoglu retrata a una familia que se ve obligada a reunirse y juntar sus esfuerzos para encontrar a su madre desaparecida, que padece de Alzheimer. Esta crisis desencadena una serie de hechos y descubrimientos, igual que una caja de sorpresas.
  2. Ciudad de vida y muerte, Lu Chuan. China, 2009. Filmada en blanco y negro y ganadora del premio a la mejor fotografía. La película, ambientada en 1937, es una historia intensa, feroz y deslumbrante acerca de la crueldad y el horror producidos durante la segunda guerra chino-japonesa.
  3. Neds (No Educados y Delincuentes), Peter Mullan. Reino Unido, 2010. Retrata los extremos por los que transcurre la existencia de un niño que, de acosado, educado y premiado académicamente, se convierte en un adolescente agresivo y consumidor de drogas, en su búsqueda por entender el sentido de su existencia en un ambiente degradado. Un gran análisis de las diferencias de clase y de las bandas juveniles de los barrios pobres.
  4. Los pasos dobles, Isaki Lacuesta. España, Suiza. 2011. Historia basada en el artista François Augiéras, un pintor y escritor francés que usó un búnker en el desierto para cubrirlo con pintura y dejarlo abandonado, con la idea de que la arena lo cubra y lo hunda para ser redescubierto en un futuro no tan lejano.
  5. En la casa, François Ozon. Francia, 2012. El talento de un estudiante de 16 años es descubierto por su profesor de literatura que, hastiado de la mediocridad de sus alumnos, lo entusiasma con la escritura. El joven, introvertido y algo extraño, logra involucrarse en la vida de una familia con la idea de escribir sobre ellos, pero las cosas se irán complicando. Cuenta con la participación de la maravillosa Kristin Scott Thomas.
  6. Pelo malo, Mariana Rondón. Venezuela, 2013. Junior es un niño de 9 años, hijo de una madre joven, viuda y desempleada con la cual viven, junto a su hermanito menor, en un enorme edificio multifamiliar de Caracas. Junior quiere tener el pelo lacio, para parecerse a un cantante que admira. El conflicto surge cuando su madre no logra reunir la paciencia que requiere para entender a su niño.
  7. Magical girl, Carlos Vermut. España, Francia, 2014. En una mezcla de suspenso, comedia y drama, Vermut muestra una complicada red de relaciones, manchadas por el conflicto y el chantaje, junto a la historia de un padre que intenta desesperadamente cumplir el último deseo de su hija de 12 años.
  8. Gorriones, Rúnar Rúnarsson. Islandia, 2015. Ari tiene 16 años y su apacible vida, mientras vivía con su protectora madre en la ciudad, entra en crisis cuando lo envían al campo para vivir con su padre, un individuo distante y alcohólico que no logra conectar con su hijo en esta nueva oportunidad que ambos tienen para reencontrarse.
  9. I am not Madame Bovary, Feng Xiaogang. China, 2016. Li Xuelian es una joven casada, que finge un divorcio para lograr privilegios ante el Estado. El tiro le sale por la culata cuando su esposo aprovecha la circunstancia para contraer nuevas nupcias, a partir de lo cual Li Xuelian comienza una interminable serie de intentos por lograr un resarcimiento.
  10. The Disaster Artist, James Franco. Estados Unidos, 2017. Basada en hechos reales, Franco dirige y protagoniza la historia de Tommy Wiseau, un extraño personaje que vivió en Hollywood y que produjo, protagonizó y dirigió la que se considera una de las peores películas de la historia.