La Berlinale 2019 apuesta por la paridad

Berlinale Opcion A300Tiene un presupuesto anual de 26 millones de euros y se define a sí misma como un lugar único de entretenimiento y exploración artística. La Berlinale es un evento memorable, sin duda, pues reúne a cientos de miles de visitantes de todo el mundo cada año y es una de las actividades más trascendentales del calendario anual para la industria cinematográfica, con unas 400 películas participantes en cada ocasión. Estos algunos datos de interés para cinéfilos y las recomendaciones de la semana.

Este año se celebró la 69va versión, con la actriz Juliette Binoche como presidenta del jurado, acompañada del chileno Sebastián Lelio, entre otros, en un festival que contó con la mayor cantidad de directoras de su historia, en la competencia oficial.

También destacó el debut como directores de dos famosos actores, Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud) que presentó El niño que domó el viento, producida por Netflix y Jonah Hill, que proyectó su filme Mid90s.

La nueva película de Isabel Coixet, Elisa y Marcela, que relata la historia del primer matrimonio homosexual documentado en España, es la primera producción de Netflix y la única cinta iberoamericana que concursó por el máximo galardón este año. No lo logró, pero es bueno saber que 11 películas iberoamericanas recibieron galardones en alguna categoría.

Disfruten ahora de esta lista de nueve ganadoras de la Sección Oficial, son títulos que tienen cierta posibilidad de llegar, en algún momento, a esta parte del mundo. Ojalá.

  1. Synonymes. Nadav Lapid, Francia, 2019. Yoav es un joven israelí que busca borrar su origen, para lo cual se va a Francia, con enormes expectativas de cambiar de nacionalidad y prosperar. Sin embargo, en su primer día en París es víctima de un robo, que incluye su ropa. Completamente desnudo e indefenso, sólo le queda esperar la ayuda de algún desconocido. Oso de Oro a mejor film y también el premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica – FIPRESCI.
  2. By the Grace of God. François Ozon, Francia, 2019. Basada en la historia real del sacerdote Bernard Preynat, acusado de abuso sexual a niños, es una crítica al silencio de la iglesia en este tema. Cuenta cómo Alexander, víctima del cura cuando era un boy scout, y siendo ya un adulto, decide enfrentarse al abusador para salvar a los niños con los cuales éste sigue trabajando. Oso de Plata – Gran Premio del Jurado.
  3. System Crasher. Nora Fingscheidt, Alemania 2019. Benni es una niña de nueve años que es considerada como lo dice el título, un fallo en el sistema. Con una energía irrefrenable, rompe todas las reglas que le imponen, mientras la asistencia social la manda de hogar en hogar, solamente para ser devuelta poco tiempo después. Benni busca eso, pues su intención es volver a vivir con la madre que la abandonó. Oso de Plata Alfred Bauer.
  4. I Was at Home, But. Angela Schanelec Alemania, 2019. Descrita como un ensayo filosófico sobre la existencia y el arte, esta película cuenta lo que sucede en las vidas de los protagonistas una vez que Phillip, de 13 años, regresa a su casa luego de haber desaparecido por una semana. Oso de Plata a Mejor Dirección.
  5. Out Stealing Horses. Hans Petter Moland, Noruega, 2019. Inspirada en el betseller del mismo nombre, su guión ha sido muy elogiado por sintetizar impecablemente las casi 250 páginas del libro. Es un relato sobre el amor, la pérdida, la decepción, la culpa y los traumas de la vida. Oso de Plata a Contribución Artística Sobresaliente.
  6. Umbra. Florian Fischer, Johannes Krell. Alemania, 2019. Entregarse a Umbra y las emociones y asociaciones que desencadena, significa comenzar un viaje al espacio y dar lugar a lo efímero, dice parte de la sinopsis de esta película de corte experimental, cuyo título refiere al núcleo oscuro de una mancha solar. Oso de Oro a Mejor Cortometraje.
  7. Blue Boy. Manuel Abramovich, Argentina, 2019. El director se instaló en el Blue Boy, un bar en Berlín que tiene más de cuarenta años. Según su web site, ahí van “los corazones solitarios, los hombres de negocios y los turistas de la ciudad.” Por la cámara pasan, uno a uno, siete jóvenes rumanos y hablan de su oficio como trabajadores sexuales. En sus ojos está el espejo de nuestra sociedad, dice la sinopsis. Oso de Plata a mejor cortometraje.
  8. Rise. Bárbara Wagner, Benjamin de Burca, Brasil, 2018. Un documental que rescata la cultura de raíces caribeñas y africanas a través de la creatividad de un grupo de jóvenes inmigrantes en Canadá. Ellos ocupan el espacio público y llevan a cabo su propio concepto de entretenimiento educativo, una idea creada por KRS-One, artista de hip hop. Ganadora del Audi Short Film Award.
  9. Talking About Trees. Suhaib Gasmelbari, Francia, 2019. Cuatro amigos, miembros del Club de Cine Sudanés, deciden emprender el rescate de un viejo cine, haciendo frente a una gran resistencia. Ellos están unidos no solamente por su amor al cine, sino también porque disfrutan restaurar películas antiguas y, junto con ello, la historia del cine de Sudán. Mientras persiguen su meta, conversan sobre su vida en el exilio y sus duras experiencias de persecución y tortura cuando eran artistas que se opusieron al régimen. “Somos más inteligentes que ellos, pero no tan fuertes”, así resumen su situación mientras sueñan con un arte libre para su país. Premio Panorama de la Audiencia a Mejor Documental.

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

Anuncios

Cine español, lo mejor de la ceremonia 2019

0 estatuilla-goyaDicen que la obra de Francisco de Goya tenía un concepto que semejaba al cine y que, incluso, había secuencia entre sus obras. Por eso es que en homenaje a este fundamental artista nacido en 1746, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España tuvo la iniciativa de crear la entrega anual de premios, con el nombre de Goya. En un formato muy similar a las ceremonias de los Oscar, los Cesar o los BAFTA, la academia española premia a los mejores profesionales de su cine en una gala que este año tuvo su mejor cifra de audiencia de los últimos años. Los Goya 2019 se entregaron el mes pasado en Sevilla y ésta es la lista de los ganadores en las categorías de mejor película (9) y una a mejor dirección. Una selección sin desperdicio.

  1. Campeones. Javier Fesser, España, 2018. Mejor película. La vida de Marco, un cínico entrenador de baloncesto, cambia por completo luego de que es condenado por conducir en estado de ebriedad. Deberá entrenar a un equipo compuesto por personas con capacidades diferentes, cosa para la cual no está en absoluto, preparado. Una conmovedora, hilarante e imperdible comedia.
  2. El reino. Rodrigo Sorogoyen, España, 2018. Mejor dirección. “Los reyes caen, pero los reinos continúan”, dice la sinopsis de esta historia que atrapa desde la primera secuencia. Un thriller político en el que Antonio de la Torre (que también ganó el Goya por mejor actor) lucha por sobrevivir a una espiral de traiciones, corrupción y poder en la cúpula política.
  3. Carmen y Lola. Arantxa Echevarría, España, 2018. Mejor dirección novel. Dos jóvenes gitanas en Madrid se conocen y descubren que su vida podría ser distinta a lo que manda la tradición: casarse y criar todos los hijos que logren parir.
  4. Un día más con vida. Damian Nenow, Raúl de la Fuente. Polonia, 2018. Mejor película de animación. Basada en las memorias del periodista Ryszard Kapuściński, este corto relata la insólita misión de un reportero de guerra en el corazón de Angola, en 1975, cuando ese país fue asolado por un enfrentamiento civil que duraría por muchos años más.
  5. El silencio de otros. Almudena Carracedo, Robert Bahar. España, 2018. Mejor película documental. El rodaje duró seis años, durante los cuales los directores registraron la empecinada lucha de los familiares, sobrevivientes y víctimas del régimen franquista en España, su clamor por la verdad y su rechazo al olvido que se pretende imponer, que en realidad es una negación del derecho a la justicia.
  6. Roma. Alfonso Cuarón, México, 2018. Mejor película iberoamericana. Multipremiada historia en la que Cuarón homenajea a las mujeres de su vida, como él mismo lo ha dicho. Un film hiperrealista rodado en blanco y negro y que resalta por el preciosismo de su fotografía.
  7. Cold war. Pawel Pawlikowsky, Reino Unido, 2018. Mejor película europea. Una inmensa y profunda historia de amor que el director de la inolvidable “Ida” nos trae para placer de los sentidos. Habrá quien sienta el aroma de Romeo y Julieta en esas maravillosas escenas bañadas de pasión y melancolía. Bellísima.
  8. Cerdita. Carlota Pereda, España, 2018. Mejor cortometraje de ficción. Un corto de 14 minutos intensos en los cuales una adolescente con sobrepeso trata de regresar a su casa corriendo por la carretera, en bikini, luego de que le robaran la ropa en la piscina. “Una pieza social alejada de lo políticamente correcto”, dice una reseña. Que se exhiba acá, digo yo.
  9. Gaza, una mirada a los ojos de la barbarie. Carles Bover Martínez, Julio Pérez del Campo, España, 2018. Mejor cortometraje documental. Crudo retrato a la cotidianeidad de la población de la franja de Gaza, que sufre un bloqueo desde hace años, con permanentes vulneraciones a los derechos humanos y que ya no son noticia para los medios. Disponible en YouTube.
  10. Cazatalentos. José Herrera, España, 2018. Mejor cortometraje de animación. Una breve historia acerca de Dominique, un cazatalentos venido a menos, que descubre a una maravillosa bailarina, con un enorme secreto. Su director ha anunciado que ahora va filmar la historia en largometraje, pues ya cuenta con el respaldo que le faltaba, gracias a este premio.

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

 

11 películas premiadas en Sundance 2018

SundanceBanner 2Hoy culmina uno de los eventos anuales más interesantes del cine independiente, el Festival de Sundance (24 ene/3 feb), en el estado de Utah, Estados Unidos. Desde 1985, Sundance es una plataforma que promueve la originalidad de los nuevos talentos y da cabida a perspectivas distintas, al margen de las grandes productoras cinematográficas. Son algo más de 30 los galardones que este festival entrega a las mejores historias, en sus distintas categorías.

Al anunciar que este año se exhibirán 112 nuevas producciones independientes, de más de 14.000 postulaciones, Robert Redford, presidente y fundador de Sundance Institute, dijo: “La sociedad se basa en los cuentacuentos. Las decisiones y los riesgos que toman definen nuestra experiencia colectiva. El Festival de este año está lleno de narradores que ofrecen desafíos, preguntas y entretenimiento. Al contar sus historias, toman decisiones difíciles en su búsqueda de la verdad y el arte; la cultura cosecha la recompensa.”

Mientras esperamos conocer a los nuevos ganadores, repasemos una selección de once premiadas en la versión anterior. Una lista que merece prioridad en nuestra planificación de este año. Sigue leyendo

Las películas imprescindibles del 2018

180 películas de 201812 eventos globales. 6 festivales: Sundance, Berlinale, Cannes, San Sebastián, Toronto, Venecia. 6 entregas de premios: Oscar, Globos de Oro, Goya, Europeos, Critics Choice e Independent Spirit Awards. Todos, como nunca los tuviste, en un solo sitio. Una lista de colección, con las que se llevaron, en su momento, el galardón a mejor película, sea ficción, documental, animación, corto, largo, ópera prima, etc. Nuestro regalo para comenzar el año, las 108 mejores películas, premiadas como tal, en 2018. Sigue leyendo

El cine que vieron los directores bolivianos

Tuvimos que indagar bastante para conocer los títulos bolivianos estrenados durante este 2018, que ha sido –ciertamente- un buen año para el cine local, ya que no sólo se ha promulgado una nueva ley, sino porque hay una interesante cantidad de películas, 14, hasta donde hemos podido conocer. Es bueno también saber que la mayor parte de éstas son óperas primas y hay nuevos nombres en el mercado, esperemos que esta generación de jóvenes cineastas nos sorprenda cada vez más gratamente. Sigue leyendo

Alcira

Tupiceña, muchas arrugas, pocas canas, ni un diente, energía al 100%. “Cuando era niña y había luna llena, mi mamá, ponía un bañador con agua y le hacía dar el reflejo. Después, me lavaba el cabello con esa agüita, para que no tenga canas. Ahora, casi ochenta ya estoy por cumplir y mirá mi cabello, sigue negro”, me dice. Su madre era muda y le tenía prohibido salir a jugar, pero Alcira se escapaba a la cancha todos los días, ahí aparecía la mamá con el chicote, más efectivo que un grito. Ahora Alcira juega básquet con sus amigos de Tupiza en una cancha de El Alto. Por eso me conservo tan bien, afirma, segura de sí. Perdió toda la dentadura, no sé por qué, pero no es difícil imaginar todo lo que pudo influir. Alcira ha luchado cada día de su vida, cuando su padre la abandonó sin reconocerla, cuando su marido la dejó con tres hijos, cuando uno de ellos desapareció, cuando tuvo que criar al nieto que la nuera le dejó y así, cuando toda su vida sigue transcurriendo. Alcira no se queja, se ríe, habla a las aves y comparte su pan con el perro mendigo.

Alcira trabaja como guardia en un garaje, en turnos de 24 horas y es más atenta que sus colegas jóvenes, más alerta que cualquier varón. Alcira ilumina. La miro y me pregunto por qué sigue trabajando, si lo ha hecho desde que era una niña. “Tengo que llevar comida y pañales a mi nieto, que está en el Instituto de Rehabilitación Infantil, en Obrajes. “Amarradito en su silla de ruedas me lo tienen”, dice. “No habla, pero cuando me ve llegar, ¡sus ojos se iluminan!”.

Alcira tiene mil y una historias que disfruta compartir con quien esté dispuesto a sentarse un momento con ella. Doy fe que tiene el don de despachar hasta al más duro, con ganas de ser una mejor persona. Bendita seas, Alcira.

rpt

 

Esta página se ha publicado también en la revista Rascacielos.

 

Carlos Vives: quedarse para llegar lejos

IMG_8648Resulta extraño escuchar a Carlos Vives, pero no cantando. Es extraño verlo en un escenario, sentado. Es más extraño verlo conversando con el presidente de su país y con el máximo ejecutivo del BID, una de las organizaciones financieras de desarrollo más grandes del mundo. Es extraño ver que el auditorio de más de 1000 personas, escucha en silencio, en medio de cientos de pantallitas registrando el momento.  Nadie baila. Carlos luce un tanto incómodo en principio, no es un ambiente familiar para él, aunque está en su tierra, cantando su himno y la ropa de las tres figuras es informal, una inusual tenida de camisa clara sin corbata con las mangas al codo y pantalones claros. Dos presidentes, un acto oficial, un cantante y cientos de especialistas en inversiones. Toda esta combinación es extraña.

¿Qué hace Carlos Vives, el músico caribeño que hace vibrar a millones con su voz, su carisma y su ritmo, en un evento con más de 1.700 profesionales de la banca, finanzas, tecnología e innovación? ¿Y sin música?

Carlos fue panelista en el acto de apertura del reciente Foro Iberoamericano de las Microfinanzas, que en su versión N° 21 se enfocó en un tema estratégico para el desarrollo: la inclusión financiera. Dentro de sus ejes de trabajo tuvo una serie de actividades en torno a lo que ahora se denomina “economía naranja”, un concepto que el Banco Interamericano de Desarrollo viene trabajando desde hace algunos años para demostrar que las actividades culturales, creativas y artísticas son también parte del motor económico de cualquier país, tanto o más que la minería, el comercio o los hidrocarburos.

La economía naranja es la dimensión económica del arte y la cultura y parte del trabajo de este FOROMIC era promover la exploración y construcción de valores a partir de este concepto, involucrando en un mismo espacio y momento a instituciones financieras con emprendedores, innovadores y creativos de diversos ámbitos y nacionalidades.

Carlos Vives fue invitado no porque sea el artista con más nominaciones a los Premios Grammy Latinos, o porque vende millones de discos o llena grandes teatros, sino porque se lo considera un precursor del emprendimiento creativo en su país. Sigue leyendo