Las mujeres de Sofía

0sofia_coppolaNacida en Nueva York, Sofía Coppola es parte de la “realeza” hollywoodense, su papá es el cineasta Francis Ford Coppola, su abuelo era compositor y entre sus parientes próximos están Nicolas Cage y Talia Shire. Cuando tenía un año de nacida su papá la puso en la pantalla (El Padrino, 1972), siendo la primera de varias actuaciones en películas de Francis. Aparece también en Frankenweenie (Tim Burton, 1984) y en Star Wars Episode I (George Lucas, 1999), por citar algunos títulos. Lo suyo, sin embargo, no es la interpretación. Aunque ha hecho videoclips, piezas publicitarias y diseño de ropa, la mayor destreza de Sofía es escribir sus propios guiones y dirigirlos. Gusta de contar historias casi siempre de mujeres, muy bellas y que además se ven, casi siempre, aburridas. Su línea narrativa se compone también de una característica común en sus historias y es el afán por hacer indagaciones psicológicas en sus personajes, que suelen ser algún tipo de celebridad.

“Me gusta escribir sobre momentos en los que las personas atraviesan una transición y tratan de aprender algo sobre ellos mismos”, dice.

Ésta es su filmografía completa a la fecha y su propuesta, en general, es notable. Sigue leyendo

Anuncios

El cine de Isabel Coixet

Esta catalana, nacida en Sant Adrià de Besòs en 1960 ha dirigido 22 películas desde 1984 y es la primera directora en ganar dos veces el Goya a la mejor dirección. En total ya tiene 8, además de otros varios premios. En 2017 su largometraje La librería ganó el máximo galardón del cine español a la mejor película, además de mejor dirección y mejor guión adaptado.

DSC_5276Isabel Coixet es también una cineasta que trabaja frecuentemente en documentales y proyectos que promueven los derechos humanos y la lucha contra la violencia de género. Actualmente está rodando su nueva obra, Elisa y Marcela, dos mujeres que se casaron en La Coruña, el año 1910, convirtiéndose así en el primer matrimonio homosexual registrado en España. La directora ha comentado que al conocer esta historia, supo que quería contarla, por la valentía y el coraje de esas mujeres que desafiaron a la sociedad, a la Iglesia y a los convencionalismos de la época. Producida por Netflix, estará en nuestras pantallas en 2019. Mientras tanto, esta es la selección imprescindible de las que considero sus mejores películas: Sigue leyendo

Matineé, tanda y noche

Hey, milennials, cuando su madre les dice que ya están aburridas de pedirles que recojan su ropa del piso “matineé, tanda y noche” ustedes no tienen idea de qué es eso, ¿cierto? Pues anoten, eran los nombres de las funciones que las salas de cine ofrecían hace unas cuantas décadas. Matineé a las 14:30, tanda a las 19:00 y noche a las 21:30.

Sepan también que hubo un tiempo en que el cine fue un espacio de entretenimiento popular y accesible para la mayoría de la gente. Las salas se creaban en los barrios de las ciudades y los precios de las entradas eran tan bajos que de sólo recordarlos provoca disnea suspirosa. No había candy bar y, lo mejor, las películas se exhibían en su idioma original (¡aplausos!). Sigue leyendo

Fast food gourmet: un oxímoron posible

Resulta que comer significa tanto. Que cocinar es una dimensión de infinitas posibilidades.

IMG_8234Quienes gustan de probar nuevos sabores y se consideran perfectos invitados, porque agradecen todo lo que les invitan y lo aprecian en cada bocado, no siempre se percatan que quien cocina puede pasar por inenarrables procesos de creación.

Cuando comenzó el proyecto de Gustu con las escuelas Manq’a, el trabajo de construcción de una red de pequeños productores locales y toda esa fantástica y deliciosa revolución gastronómica que ya está transformando tantas cosas en el país, también diseñaron un nuevo concepto, que ahora está en funcionamiento. Sigue leyendo

Esta larga noche bien corta está

Larga noche de museos. Ya van 12 años y como siempre, hubo de todo y más, desde alguien que pensó que ser parte de esa velada era ir a comer pizza y luego a escuchar música en vivo a un café cerca de casa, hasta esas familias que, pertrechadas de abrigos y bufandas, salieron todos, incluidos bebés en carritos y abuelas con bastón a recorrer las calles paceñas, con una alegría que da gusto.

Leí que fueron 182 espacios los que programaron actividades para la noche del 19 de mayo en varias zonas de la ciudad, además de Viacha y El Alto. Solamente en Sopocachi eran 34 (¡34!). Se difundió información de varios circuitos zonales para que la gente pudiera organizar su salida. La Paz Bus ofreció una ruta especial a precio reducido. Mi Teleférico bajó sus tarifas, instaló exposiciones en varias estaciones e inauguró el Museo Putu Putu, ahora dispuesto, indefinidamente, a lo largo de toda la línea blanca. Hubo, incluso, veredas con códigos QR impresos en el piso, que te guiaban al espacio cultural más cercano. Sigue leyendo

El pintor del alma

Blog LaPlacafotoTonyMorrison

Alfredo La Placa.                                                        Foto: Tony Morrison.

“Rita, mi amiga está enamorada de tu marido”. Sonamos, pensé. Rita sonrió amablemente, me tomó de la mano y me llevó hasta Alfredo, uno de los pintores bolivianos más importantes del Siglo XX. Qué gran primera impresión he dejado. Admitámoslo, cuarentona groupie. Nota mental: ser y parecer son dos cosas que una debe saber manejar con la debida distancia.

Hacia el final, la lucidez y buen tono del maestro eran inversamente proporcionales a lo que la edad le hacía a su cuerpo, que lo debilitó hasta llevarse su último suspiro hace ya seis meses. Hoy me alegra que me hayan desenmascarado el día en que lo conocí. La vida es muy corta para guardarse algunas confesiones, especialmente las concernientes al amor. Encontrarme con sus obras me ha provocado siempre una sensación de tibio estremecimiento, algo eléctrico, como si el artista me mirase desnuda, no de telas, sino de piel y hubiese sabido, sin verme, que cuando pintaba ya me conocía, mientras yo sentía sus trazos en mis venas.

“Nunca fui de lamentos o arrepentimientos” me diría luego, “ahora quizá sí, porque es una época difícil…, pero antes, no”. No tocamos más el tema, pero ambos sabíamos que se refería al final y a esta vida tan llena para un tiempo tan corto. Deseé poder regalarle unos minutos extras para que cambie viejos rencores por abrazos frescos.

En noviembre de 2016 pude conversar brevemente con él. Nacido en Potosí en 1929, fue un gran viajero, convencido de que la libertad era la única manera de vivir, de corazón amable, coleccionista de todo tipo de objetos, metódico hasta el tuétano y de una memoria prodigiosa, recordaba detalles, incluso, de su primera infancia. Fue la última entrevista que el maestro concedió. Este texto es mi agradecimiento y celebración a la vida y obra del artista que supo plasmar en colores la intensidad del alma.

Sigue leyendo

Mago Veo-Veo ¿dónde estás?

radio-microphone

A los 11 años, era una niña bastante apática, sólo me gustaba leer, devoré la Colección Billiken, todos los números de Mafalda, Cuentos Escogidos, El Tony, D’Artagnan, varias novelas de Agatha Christie y un montón de literatura de dudosa calidad, entre ciencia ficción y misterio. Sin embargo, no tenía ninguna cualidad especial, ningún talento que me destaque, era un desastre tanto para los deportes, como para las danzas. La indiferencia, entonces, era mi escudo.

Un día de esos apareció en la escuela un cura, un joven catalán que parecía estar siempre de muy buen humor y nunca estaba quieto. Flaco y de nariz aguileña, mirada directa y voz entusiasta, me llamó la atención rápidamente. Luego supe que había comenzado a hacer un programa en la radio. Era un programa infantil y en el micrófono usaba el nombre de Mago Veo-Veo. Esa alegría que siempre parecía tener, esa energía que proyectaba con todos, me enganchó. Quise ser así, contagiarme de ese ímpetu que hasta entonces me resultaba desconocido. Me convertí, literalmente, en su seguidora. Estaba detrás suyo todo el tiempo libre que tenía, me nombré su ayudante, coproductora, asistente o lo que fuere necesario. Sigue leyendo