El carisma de Darín

De ascendencia italiana y libanesa, este argentino es probablemente uno de los actores más queridos en el mundo latino. Está en lo del arte desde siempre, ha comido, bebido y respirado el oficio casi toda su vida. A los 10 años debutó en el teatro junto a sus padres, también actores y hasta ahora ha participado en al menos una decena de obras teatrales y cincuenta películas, además de muchas series y telenovelas.

Siempre activo, es famoso también en Twitter, donde destaca sobre todo por ayudar a quienes le piden difundir mensajes de solidaridad. Su cuenta @BombitaDarin, tiene más de 318.000 seguidores y se dedica básicamente a retuitear sobre personas desaparecidas, perros abandonados, campañas de solidaridad y su propio trabajo como actor. Sigue leyendo

Anuncios

Matineé, tanda y noche

Hey, milennials, cuando su madre les dice que ya están aburridas de pedirles que recojan su ropa del piso “matineé, tanda y noche” ustedes no tienen idea de qué es eso, ¿cierto? Pues anoten, eran los nombres de las funciones que las salas de cine ofrecían hace unas cuantas décadas. Matineé a las 14:30, tanda a las 19:00 y noche a las 21:30.

Sepan también que hubo un tiempo en que el cine fue un espacio de entretenimiento popular y accesible para la mayoría de la gente. Las salas se creaban en los barrios de las ciudades y los precios de las entradas eran tan bajos que de sólo recordarlos provoca disnea suspirosa. No había candy bar y, lo mejor, las películas se exhibían en su idioma original (¡aplausos!). Sigue leyendo

Cosecha 68, clásicos entre los clásicos

1968, del calendario gregoriano, fue de revoluciones, el año de los cambios profundos en la cultura occidental. Factores trascendentales para distintos países, como los movimientos por los derechos civiles, las protestas contra la guerra de Vietnam, el asesinato de Martin Luther King, la “primavera de Praga” y la represión al Consejo Nacional de Huelga, conocida como la matanza de la plaza de Tlatelolco, en México, cuando se realizaban los Juegos Olímpicos, son algunos de los hitos que marcaron un antes y un después, tanto para los escenarios políticos, sociales, económicos y, por supuesto, culturales.

Si tuviésemos que encontrar un eje narrativo a lo vivido entonces podría decirse que está vinculado a los movimientos sociales, en el sentido noble del término, que brotaron desde diferentes sectores, sobre todo estudiantiles, clamando por mayor justicia y en contra del autoritarismo.

La cartelera de hoy es una selección –muy breve- de películas estrenadas en 1968, una época en la que el cine era aún un trabajo casi hecho a mano, con recursos exclusivamente analógicos, sin el despliegue de los efectos especiales digitales y en el cual la historia era sustentada por los personajes, la actuación y una buena banda sonora. Ese año nacieron joyas cinematográficas que entraron a la historia como pioneras en lo suyo, piedras fundamentales que han sido la guía e influencia de muchos cineastas, hasta la actualidad. 1968 fue, sin duda, un gran año para el mundo.

Sigue leyendo

¿Todos los atletas se drogan?

“Todos los atletas se drogan”. Es una de las primeras frases que golpean al ver este tremendo documental, Ícaro (Brian Fogel, Estados Unidos 2017) Y la dice nada menos que Don Catlin, cabeza de la agencia antidopaje estadounidense. El documental, que ha ganado un premio Oscar, el primero en llegar a manos de Netflix, relata una historia muy adecuada para guión de una historia de James Bond, a partir del desencanto del director, ciclista aficionado, que descubre el lado oscuro de su deporte favorito. Lo que comienza como un registro para que Fogel pruebe en sí mismo sustancias prohibidas, con el objetivo de burlar los controles antidopaje, se convierte en una serie de descubrimientos completamente escandalosos que involucran no solamente a los atletas, sino a los organismos de control y al mismísimo gobierno ruso, a partir de la confesión de un personaje único, el doctor Grigori Rodchenkov, ex director de la Agencia Rusa de Antidopaje (RUSADA, por sus siglas en inglés).

“Me di cuenta que el beneficio último del dopaje, que pasa desapercibido, no va para el atleta, sino que para las federaciones y los Gobiernos.” (Brian Fogel, en una entrevista con culto.latercera.com.)

Sigue leyendo

Esta larga noche bien corta está

Larga noche de museos. Ya van 12 años y como siempre, hubo de todo y más, desde alguien que pensó que ser parte de esa velada era ir a comer pizza y luego a escuchar música en vivo a un café cerca de casa, hasta esas familias que, pertrechadas de abrigos y bufandas, salieron todos, incluidos bebés en carritos y abuelas con bastón a recorrer las calles paceñas, con una alegría que da gusto.

Leí que fueron 182 espacios los que programaron actividades para la noche del 19 de mayo en varias zonas de la ciudad, además de Viacha y El Alto. Solamente en Sopocachi eran 34 (¡34!). Se difundió información de varios circuitos zonales para que la gente pudiera organizar su salida. La Paz Bus ofreció una ruta especial a precio reducido. Mi Teleférico bajó sus tarifas, instaló exposiciones en varias estaciones e inauguró el Museo Putu Putu, ahora dispuesto, indefinidamente, a lo largo de toda la línea blanca. Hubo, incluso, veredas con códigos QR impresos en el piso, que te guiaban al espacio cultural más cercano. Sigue leyendo

El toque mágico de la Palma de Oro

Probablemente el Festival de Cannes sea el evento mayor del cine mundial, el exponente que mejor dosifica el glamour, la participación de los medios, el cine de autor, el mensaje político y la calidad de las películas que selecciona. Su premio principal, la Palma de Oro, es el sueño de todo cineasta, aunque tiene también otros galardones, llamados el Gran Premio y el Premio del Jurado. Me animo a asegurar que ver las premiadas de Cannes, en cualquier categoría, es una idea que casi siempre será gratificante. Sigue leyendo

La mirada latina

#DíasDeCine. Hace poco leí que Estados Unidos es el tercer país que más películas produce en el mundo, después de India y Nigeria. El documento también decía que son seis corporaciones de Hollywood, conocidas como majors, las que deciden qué películas producir, cuáles exhibir y dónde. Estas mismas compañías se llevan más del 80% de los ingresos generados por la taquilla en Norte América (EEUU y Canadá) y algo similar, quizá más del 50%, sucede con las ganancias de ventas en el resto del mundo. Sigue leyendo