San Sebastián 2019, una revisión

0 afiche oficial ssiff30143_Un total de 17 películas compitieron este año por la Concha de Oro a Mejor Película en la 67° versión del Festival de San Sebastián, además de otras dos que se proyectaron en la sección oficial, pero fuera de concurso. Para mencionar a algunos directores de la competencia, estuvieron Alejandro Amenábar, Daniel Sánchez Arévalo y Sebastián Borensztein, éste con La odisea de los giles, una película que pasó por salas en Bolivia, sin pena ni gloria y que está protagonizada por el taquillero Ricardo Darín, junto a su hijo, el “Chino” Darín.

Grande y bueno como es, el festival ha vendido más de 66.000 entradas, sin contar con las que entregan sin costo a sectores de escasos recursos de la ciudad de San Sebastián.

Uno de los actos centrales del festival fue el dedicado al cineasta francés de origen griego Costa-Gavras, quien recibió el Premio Donostia, una distinción honorífica con la cual han rendido homenaje a uno de los máximos exponentes del cine político y de denuncia social de la historia. Otros premios Donostia también fueron entregados al actor Donald Shuterland, por medio siglo dedicado a la interpretación y a Penélope Cruz, como homenaje a toda su carrera. Sigue leyendo

Festival Cine de las Alturas

Desde hace algunos años, las autoridades municipales y provinciales de nuestra vecina Jujuy cooperan en la realización de un precioso e importante evento, como es el Festival Internacional de Cine de las Alturas, una iniciativa que une a las instituciones públicas y privadas de una comunidad en bien de la cultura y la creación artística, además de integrar a la provincia con creadores de países vecinos, con quienes tienen tanto en común, comenzando por la propia historia.

Con más de 28.000 asistentes, la edición de este año sucedió hace pocas semanas y Bolivia participó con una gran representante, como es Muralla, que ganó dos galardones, el Premio a mejor Dirección de Fotografía, para Gustavo Soto y el Premio a mejor Guion para autores del libro cinematográfico, recibido por Rodrigo Patiño, Camila Urioste, Fernando Arze y Fernanda Rossi.

Cine de las Alturas tiene una intensa agenda de trabajo durante todo el año, con ciclos itinerantes, proyecciones y capacitaciones. Es un proyecto que recién comienza y al que le auguramos larga vida y prosperidad.

Agradeciendo al equipo del festival por el material, #DíasDeCine les regala hoy esta lista de las principales películas ganadoras del Festival de Cine de las Alturas 2019, con la esperanza de que los distribuidores se animen a traer, al menos, algunas de ellas.

  1. Cenizas. Juan Sebastián Jácome, Ecuador, 2018. Caridad no hablado con su padre en años, no lo ha hecho desde que él dejó el hogar bajo una ola de sospechas y acusaciones. Pero eso cambia cuando el Cotopaxi, un peligroso volcán vecino, despierta con una explosión de cenizas, y Caridad se encuentra aislada y atrapada en la zona de riesgo. Sin mayor opción, ella contacta a su padre y confronta las emociones que reprimió durante tantos años. Mejor Película de Ficción.
  2. Sumergida. Andrés Finat, Chile, 2018. La joven nadadora, Ángela, padece de problemas del sueño y debe lidiar con la repentina desaparición de su madre y la llegada de Rebeca, una misteriosa mujer que arrienda una pieza en su hogar. Sin ayuda de la policía y confundida por la paranoia, se verá sumergida en una lucha por mantener la cordura y recuperar su vida. Mejor Dirección.
  3. Candelaria. Johnny Hendrix Hinestroz, Colombia, 2017. Corre la década de los 90 en Cuba y Víctor Hugo y Candelaria viven sus días en la monotonía obligada de una isla que se hunde entre bloqueos, hambre, tabaco y ron, hasta que accidentalmente ella encuentra una cámara de video con la que ambos empiezan a redescubrir su sexualidad y a escribir un capítulo atrevido en su historia de amor ¡a los 70 años! Una tragicomedia a ritmo de son cubano. Mejor Guion.
  4. Mataindios. Oscar Sánchez Saldaña y Robert Julca Motta, Perú, 2018. Cuatro pobladores deciden organizar la festividad en honor al Santo del pueblo, para dar fin al dolor que les genera la desaparición de sus familiares. Alegrar al Santo es la consigna, pues creen que así les quitará los años de luto. Pese a las vicisitudes que surgen en el proces, logran armar la fiesta, que debería concluir con el entierro simbólico de los familiares desaparecidos. Mención Especial del Jurado.
  5. Magalí. Juan Pablo Di Bitonto, Argentina, 2019. Tras el fallecimiento de su madre, Magalí vuelve a su pueblo en el norte argentino, del que se ha ido años atrás. Allí la esperan su hijo de 10 años y un pueblo en el que las viejas tradiciones aún tienen sentido. Un puma se alimenta de la hacienda y aparece en sus sueños. Poco a poco, Magalí logra acercarse a su hijo mientras el puma se vuelve cada vez más real. Premio del Público.
  6. La boya. Fernando Spiner, Argentina, 2018. Fernando viaja al pueblo frente al mar donde pasó su adolescencia para cumplir un ritual que comparte con Aníbal, periodista y poeta: nadar hasta una boya. Sin embargo, este año Fernando planea también un documental sobre Aníbal y su relación con la poesía y el mar. Al indagar en la vida de su amigo, Fernando investiga su propio pasado. Mejor Documental.
  7. El método Livingston. Sofía Mora, Argentina, 2019. Mientras el documental hace un recorrido por las ideas del excéntrico y revolucionario arquitecto Rodolfo Livingston, un hecho fortuito nos hace pensar que a veces el cine, la arquitectura y la vida están íntimamente ligados. Mención Especial del Jurado.
  8. Los miembros de la familia. Mateo Bendesky, Argentina, 2018. Lucas y Gilda viajan a un pequeño pueblo costero para intentar cumplir la última voluntad de su madre recientemente fallecida: depositar sus restos en el mar. Desafortunadamente, el único “resto” con el que cuentan es su mano prostética, aunque como dice Gilda “da lo mismo, mientras nos lo saquemos de encima”. Sin embargo, un paro de transporte los atrapará en un limbo en el que deberán confrontar el suicido de su madre y despedirse la vida que hasta entonces conocían. Mejor Largometraje Ficción de Argentina.
  9. Vilca, la magia del silencio. Ulises de la Orden, Germán Cantore, Argentina, 2019. Ricardo Vilca fue uno de los artistas más trascendentes del noroeste argentino de las últimas décadas. Sin embargo, su figura y obra permanecieron ocultos para el gran público, resguardados en el silencio de la Quebrada de Humahuaca, hasta que por obra del destino sus canciones se conocieron y fueron interpretadas por famosos músicos como León Gieco, Divididos y Skay Beilinson, llegando a remotos lugares del planeta, como Kosovo o Madagascar. Con material de archivo exclusivo e inédito, “Vilca, la magia del silencio” es un recorrido por su historia y un homenaje al músico, buscando comprender ese encuentro armonioso entre ritmos andinos, música clásica y naturaleza, que él llevó adelante en su obra. Premio del Público.

 

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

Una cierta mirada

UnCertainRegardEse gran festival llamado Cannes es una maquinaria maravillosa de impulso a nuevos y originales creadores a través de sus distintas secciones, una de las cuales es “Un Certain Regard “ o Una cierta mirada, que desde 1998 se dedica a proyectar obras innovadoras, originales y diferentes, en forma paralela a las de la selección oficial, que compiten por la Palma de Oro. Una cierta mirada es una sección que todos deberían explorar alguna vez, pues en ella participan historias que salen de lo corriente y que nos dan la oportunidad de pensar distinto, de imaginar historias que rompen moldes o de contar lo común de la vida desde un ángulo insospechado.

Desde #DíasDeCine les animamos a que salgan un poco de sus títulos habituales y busquen estos, que los sorprenderán agradablemente. La vida tiene mucho más que lo que llega a las megasalas y de lo que nos muestran los noticieros. De vez en cuando todos necesitamos un sacudón y esta página invita a refrescar nuestros hábitos cinéfilos. Las diez que listamos son las ganadoras del premio a mejor película en esta gran sección llamada Una cierta mirada, durante los últimos años. Sigue leyendo

El dios del buen humor está en Gramado

Kikito de Oro

Desde 1973, la ciudad de Gramado, en el estado de Río Grande del Sur, realiza cada mes de agosto el Festival de Cine de Gramado, reuniendo a reconocidos talentos, así como a autores y realizadores en ciernes.

Este año el festival tuvo lugar entre el 16 y el 24 de agosto, con la presencia de talentos bolivianos que  lograron un importante galardón. Se trata del Premio a Mejor Actor para Fernando Arze, por su trabajo en la película Muralla (Gory Patiño), en la categoría de largometrajes extranjeros. No es poca cosa, ya que se trata de la primera vez que un actor boliviano gana tal reconocimiento en este festival.

Sigue leyendo

Bolivia a la distancia

Para los aficionados al buen cine y querendones de lo nuestro, la noticia de una nueva película boliviana nos causa siempre una alegría íntima, un deseo de que “haya salido bien”, que las salas la exhiban por semanas enteras, en buenos horarios, que el público quede encantando y los críticos, contentos. No siempre sucede, claro, aunque en los últimos años la calidad en nuestras producciones ha ido en aumento, tanto a nivel técnico, como de actuación y dirección. Si algo refleja aún la necesidad de mayor esfuerzo, diría que son los guiones, la base misma de las historias. De cualquier modo, son las personas de producción quienes merecen un aplauso especial, por su obcecada dedicación a hacer que lo imposible suceda.

Agosto es el mes de la patria y el acto cívico de esta cartelera no será un desfile que entorpezca el tráfico y haga faltar al trabajo a las madres que necesitan aplaudir a sus aburridos y desganados adolescentes. Hoy hemos seleccionado, para incluir en nuestras coleccionables páginas una lista de largos y cortometrajes vinculados a esta tierra, sea hechos en Bolivia o sobre Bolivia. A excepción de uno, todos tienen la particularidad de haber sido realizados por directores extranjeros o por bolivianos que viven lejos. Todos son importantes, pero hasta donde sabemos, pocos se han proyectado en las salas locales. En algún caso, ni siquiera se han estrenado en Bolivia, aunque varios están disponibles en algunas plataformas. Pasen y sírvanse, caseritos. Sigue leyendo

#FaceApp Challenge: los rostros de la vejez como trendig topic

Supongo que todos los que se divirtieron viendo su posible yo futuro, saben que cedieron toda su información, como datos de cookies, archivos de registro, identificadores de dispositivos, datos de ubicación y más de manera irrestricta a quién sabe quién, ¿cierto?

Está claro, salvo excepciones a la regla, la mayoría de nosotros pasará por la temida “tercera edad”. Mientras más jóvenes somos, más nos molesta, pero a medida que uno crece se va convenciendo que tan mal no está. Incluso, nos hacemos selfies para creer que no nos veremos muy destruidos. Finalmente, todo es tan relativo. Hace algunos siglos era viejo quien pasaba de los 35, mientras que hoy vemos cada vez más abuelos de 95 y 100 años que aún salen a comprar el pan y tomar unas copas de vez en cuando.

El caso es que la edad es una ventaja si uno se permite acumular experiencias y aprendizajes que irá aprovechando a lo largo del tiempo, en esa dinámica llamada existencia. “Más sabe el diablo por viejo, que por diablo”, dice el dicho. “La experiencia es la madre de la ciencia”, dice otro. La marchitez de la piel puede ser bien aprovechada o bien sufrida, según como seamos, digo yo. Sigue leyendo

Gemas del mundo

Sabemos bien que los premios Oscar equivalen a algo así como una entrada al paraíso, al reino de los elegidos. Recibir uno de esos esbeltos y dorados trofeos logra un giro de tuerca en el destino de sus poseedores, cuyo nombre y foto se imprimen en esa selectísima lista de privilegiados que son tapas de revistas. Ante tantos brillos y lentejuelas, a veces nos olvidamos de obras geniales que si bien están entre las nominadas, al no llegar al podio, les quitamos la atención que merecen. Por eso la cartelera de hoy no es de ganadores, sino de algo mejor, es una selecta lista de nominadas al Oscar como mejor película extranjera y que hasta ahí llegaron. Sin embargo, son películas necesarias, les recomiendo darles un espacio en sus listas pues su aporte es sustantivo, a no dudarlo.

Si algo en común tienen estas historias, además de sus nominaciones, es que giran alrededor de los lazos familiares y afectivos. Cómo nos unimos con otros y cómo esas relaciones pueden quebrarse, hundiendo todo a su alrededor. El amor en sus distintas y mágicas formas enmarca esta variada lista. Sigue leyendo