Para ver en Netflix, historias de ese enigma llamado vida

Días más, días menos, hace un año la vida que conocíamos comenzaba a transformarse y si me preguntasen por un común denominador en el que tuviera que envolver a la humanidad, elegiría, sin dudar, a la incertidumbre. Esa sensación que llegó como inmenso nubarrón de tormenta y no se fue más. Yo la sigo sintiendo, igual que cada día de los últimos doce meses.

Las certezas ya no son lo que eran. El trabajo y el tiempo libre ahora son muy distintos de lo que solían ser. Respirar profundamente significa mucho más que antes. Vivir, también.

Con esos pensamientos deambulando en mi cabeza, me puse a elegir las películas de esta cartelera y resulta que el cine, ese refugio plagado de lugares e historias por descubrir, me ha mostrado en estos días que –en realidad- la vida siempre ha estado determinada por la incertidumbre. No saber qué nos depara el futuro es parte de nuestra historia. Lo que creo que sucede ahora es que la pandemia nos ha golpeado tan profundamente, que ahora esa incertidumbre duele.

De eso me percaté al ver los títulos que ahora comparto con ustedes y, de cierta forma, ha sido un alivio. La vida es un misterio que hay que resolver cada día y aunque sé que eso no es ningún descubrimiento, me alegra haberlo comprendido nuevamente.

Esta lista está estupenda, todas las películas son muy recomendables y, además, están en Netflix. Disfruten 🙂

Latinas que podrían llegar al Oscar

Canción sin nombre. Melina León, Perú, 2019. Georgina Condori es una joven indígena que vive en las afueras de Lima y tiene un pequeño puesto en un mercado callejero. Lleva un embarazo que está casi a término y su esposo deja la casa, reclutado por un grupo guerrillero. Una época turbulenta, en un país en el que todo parece estar fuera de control. La violencia y la corrupción, sin embargo, no parecen afectar la apacible espera de Georgina, hasta que llega el momento de dar a luz. En medio del caos en que se ve repentinamente atrapada, conoce a Pedro, un periodista que decide ayudarla.

Ya no estoy aquí. Fernando Frías de la Parra, México, 2019. Ulises es el líder de una pandilla cuya pasión es la cumbia colombiana, a la que han dado un sentido propio y por la cual han logrado crear una identidad en la cual cobijarse. Son niños y jóvenes que viven a través de esa música, pues prácticamente es lo único que tienen. Por una fatalidad, Ulises se ve involucrado en un lío con un cártel, por lo que se ve obligado a huir a Estados Unidos. Ahí tendrá que redescubrirse a sí mismo y a sus raíces.

El agente topo. Maité Alberdi, Chile, 2020. Sergio es un espía que trabaja encubierto para investigar el trato que da un asilo de ancianos a sus huéspedes. El detalle es que Sergio tiene más de 80 años y para lograr su misión tiene que aprender a usar la tecnología, cámaras escondidas en bolígrafos, video llamadas desde su teléfono, uso de claves y más. Una conmovedora historia en la que abunda la ternura y la melancolía, con un elenco compuesto casi totalmente de ancianos, algo que pocas veces sucede en el cine. Estuvo nominada a mejor película iberoamericana en los Goya de este año.

Migrar, entre el sueño y la pesadilla

Atlantique. Mati Diop, Senegal, 2019. Ganadora del gran premio del jurado en Cannes, relata la historia de Ada, una joven de 17 años, en un suburbio pobre de Dakar. Lejos de ahí, Souleimane, su novio secreto (ella está prometida a otro hombre), trabaja como albañil en la construcción de una gigantesca torre. Una mirada distinta sobre al amor, la migración, la pobreza y la inequidad.

Adú. Salvador Calvo, España, 2020. Podría ser suficiente iniciar mencionando la enorme presencia de Luis Tosar y que en los Premios Goya obtuvo 13 nominaciones, incluyendo mejor película y director, pero sepamos un poco más. Adú es un niño de 6 años que, junto a su hermana, se ve obligado a escapar de su pueblo para salvar su vida. Gonzalo es un activista que huye de sus propios demonios luchando contra la matanza de elefantes en África. Un poco más lejos está la valla de Melilla, un lugar asolado por la desesperación de miles de personas en busca de un refugio. Es una película tan necesaria, como dura. Estupendamente filmada y actuada (el pequeño Moustapha Oumarou merece todos los premios). Tan cruda como llena de amor, tan triste como bella.

Hombres en crisis

El sol que abrasa. Chung Mong-hong, Taiwan, 2019. Una obra imperdible para espíritus exploradores que buscan viajar a través del cine y conocer otras realidades. Esta es la historia de una familia complicada, en la que cada uno hace lo que puede, aunque eso no siempre sea lo que funcione. A-Ho es el hijo menor y está en la cárcel. A-Hao es el hijo mayor y el que ilusiona a sus padres, pues es un chico ejemplar. Lamentablemente, no todo es lo que parece.

La iglesia de la salvación. Paul Schrader, EEUU, 2017. Ethan Hawke es un actor muy completo y además sabe elegir sus películas. Esta vez protagoniza una historia algo densa, en el rol de un sacerdote que mientras pasa por una profunda crisis, debido a la muerte de su hijo en Irak, conoce a una pareja cuyas dificultades impactarán seriamente en su propia existencia. Seleccionada entre las mejores del año por Film Comment.

El insulto. Ziad Doueiri, Líbano, 2017. Otra historia para explorar el mundo. Sucede en Líbano durante un momento que podría haber resultado completamente intrascendente, cuando Toni, quien está regando las plantas de su balcón, derrama agua y moja a Yasser, el capataz de una obra. Uno es cristiano libanés y el otro es palestino. Entre ambos se desencadena la que parece será una interminable querella vinculada con el honor y que se convertirá en noticia nacional. Nominada a mejor película de habla no inglesa en los Oscar de 2017.

Yo, Daniel Blake Ken Loach, Reino Unido, 2016. Daniel Blake es un carpintero que ha tenido que dejar de trabajar debido a problemas cardiacos. La pensión que recibe es insuficiente y se ve obligado a pedir ayuda en la asistencia social. Por si fuera poco, se hace cargo de una familia que llega al vecindario. Daniel es fuerte de espíritu, hábil para arreglar cosas, solidario y disciplinado, pero todo eso parece ser muy poco cuando tiene que enfrentarse a una burocracia sin corazón. Se llevó la Palma de Oro en Cannes, entre muchos otros premios del año de su estreno.

Y una excavación que descubre mucho más que ruinas

La excavación. Simon Stone, Reino Unido, 2021. Carey Mulligan y Ralph Fiennes se mueven como peces en el agua a lo largo de esta  enternecedora historia, basada en hechos reales. Una crónica muy agradable sobre la relación que entabló Edith Pretty con el arqueólogo Basil Brown, a partir de su encuentro para llevar a cabo la excavación de Sutton Hoo, que dio lugar a uno de los descubrimientos más importantes de la arqueología británica. Edith, además de financiar la excavación, donó todos los objetos del hallazgo, al Museo Británico.

Un comentario en “Para ver en Netflix, historias de ese enigma llamado vida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: