Una cierta mirada

UnCertainRegardEse gran festival llamado Cannes es una maquinaria maravillosa de impulso a nuevos y originales creadores a través de sus distintas secciones, una de las cuales es “Un Certain Regard “ o Una cierta mirada, que desde 1998 se dedica a proyectar obras innovadoras, originales y diferentes, en forma paralela a las de la selección oficial, que compiten por la Palma de Oro. Una cierta mirada es una sección que todos deberían explorar alguna vez, pues en ella participan historias que salen de lo corriente y que nos dan la oportunidad de pensar distinto, de imaginar historias que rompen moldes o de contar lo común de la vida desde un ángulo insospechado.

Desde #DíasDeCine les animamos a que salgan un poco de sus títulos habituales y busquen estos, que los sorprenderán agradablemente. La vida tiene mucho más que lo que llega a las megasalas y de lo que nos muestran los noticieros. De vez en cuando todos necesitamos un sacudón y esta página invita a refrescar nuestros hábitos cinéfilos. Las diez que listamos son las ganadoras del premio a mejor película en esta gran sección llamada Una cierta mirada, durante los últimos años. Sigue leyendo

Anuncios

El dios del buen humor está en Gramado

Kikito de Oro

Desde 1973, la ciudad de Gramado, en el estado de Río Grande del Sur, realiza cada mes de agosto el Festival de Cine de Gramado, reuniendo a reconocidos talentos, así como a autores y realizadores en ciernes.

Este año el festival tuvo lugar entre el 16 y el 24 de agosto, con la presencia de talentos bolivianos que  lograron un importante galardón. Se trata del Premio a Mejor Actor para Fernando Arze, por su trabajo en la película Muralla (Gory Patiño), en la categoría de largometrajes extranjeros. No es poca cosa, ya que se trata de la primera vez que un actor boliviano gana tal reconocimiento en este festival.

Sigue leyendo

Cineclubcito, para salir del aturdimiento

Afiche -Tomo IDesde hace más de un año, en La Paz y luego en otras ciudades, se ha iniciado una serie de proyecciones bajo el nombre de Cineclubcito, en espacios alternativos, como restaurantes y librerías, con ingreso gratuito. Las sesiones convocan a ver películas latinoamericanas de gran calibre, con obras experimentales, óperas primas, que buscan, además, rendir homenaje al desarrollo de la obra, ese conjunto de trabajos imprescindibles  que constituyen una búsqueda creativa y de construcción de un autor.

Cineclubcito llegó a Bolivia con la idea de estrenar “películas latinoamericanas potentes y necesarias”, dice Diego Mondaca, uno de los gestores. “Para ello organizamos anualmente las Retrospectivas Cineclubcito, ciclos dedicados a aquellos autores aportaron con amor y furia al cine latinoamericano y mundial.” Sigue leyendo

Bolivia a la distancia

Para los aficionados al buen cine y querendones de lo nuestro, la noticia de una nueva película boliviana nos causa siempre una alegría íntima, un deseo de que “haya salido bien”, que las salas la exhiban por semanas enteras, en buenos horarios, que el público quede encantando y los críticos, contentos. No siempre sucede, claro, aunque en los últimos años la calidad en nuestras producciones ha ido en aumento, tanto a nivel técnico, como de actuación y dirección. Si algo refleja aún la necesidad de mayor esfuerzo, diría que son los guiones, la base misma de las historias. De cualquier modo, son las personas de producción quienes merecen un aplauso especial, por su obcecada dedicación a hacer que lo imposible suceda.

Agosto es el mes de la patria y el acto cívico de esta cartelera no será un desfile que entorpezca el tráfico y haga faltar al trabajo a las madres que necesitan aplaudir a sus aburridos y desganados adolescentes. Hoy hemos seleccionado, para incluir en nuestras coleccionables páginas una lista de largos y cortometrajes vinculados a esta tierra, sea hechos en Bolivia o sobre Bolivia. A excepción de uno, todos tienen la particularidad de haber sido realizados por directores extranjeros o por bolivianos que viven lejos. Todos son importantes, pero hasta donde sabemos, pocos se han proyectado en las salas locales. En algún caso, ni siquiera se han estrenado en Bolivia, aunque varios están disponibles en algunas plataformas. Pasen y sírvanse, caseritos. Sigue leyendo

#FaceApp Challenge: los rostros de la vejez como trendig topic

Supongo que todos los que se divirtieron viendo su posible yo futuro, saben que cedieron toda su información, como datos de cookies, archivos de registro, identificadores de dispositivos, datos de ubicación y más de manera irrestricta a quién sabe quién, ¿cierto?

Está claro, salvo excepciones a la regla, la mayoría de nosotros pasará por la temida “tercera edad”. Mientras más jóvenes somos, más nos molesta, pero a medida que uno crece se va convenciendo que tan mal no está. Incluso, nos hacemos selfies para creer que no nos veremos muy destruidos. Finalmente, todo es tan relativo. Hace algunos siglos era viejo quien pasaba de los 35, mientras que hoy vemos cada vez más abuelos de 95 y 100 años que aún salen a comprar el pan y tomar unas copas de vez en cuando.

El caso es que la edad es una ventaja si uno se permite acumular experiencias y aprendizajes que irá aprovechando a lo largo del tiempo, en esa dinámica llamada existencia. “Más sabe el diablo por viejo, que por diablo”, dice el dicho. “La experiencia es la madre de la ciencia”, dice otro. La marchitez de la piel puede ser bien aprovechada o bien sufrida, según como seamos, digo yo. Sigue leyendo

Gemas del mundo

Sabemos bien que los premios Oscar equivalen a algo así como una entrada al paraíso, al reino de los elegidos. Recibir uno de esos esbeltos y dorados trofeos logra un giro de tuerca en el destino de sus poseedores, cuyo nombre y foto se imprimen en esa selectísima lista de privilegiados que son tapas de revistas. Ante tantos brillos y lentejuelas, a veces nos olvidamos de obras geniales que si bien están entre las nominadas, al no llegar al podio, les quitamos la atención que merecen. Por eso la cartelera de hoy no es de ganadores, sino de algo mejor, es una selecta lista de nominadas al Oscar como mejor película extranjera y que hasta ahí llegaron. Sin embargo, son películas necesarias, les recomiendo darles un espacio en sus listas pues su aporte es sustantivo, a no dudarlo.

Si algo en común tienen estas historias, además de sus nominaciones, es que giran alrededor de los lazos familiares y afectivos. Cómo nos unimos con otros y cómo esas relaciones pueden quebrarse, hundiendo todo a su alrededor. El amor en sus distintas y mágicas formas enmarca esta variada lista. Sigue leyendo

Joaquina costura y sueña

Conocí a Joaquina cuando mi sastre me había fallado, sin disculpa ni pena, en la confección de unos uniformes que debía presentar con premura. Ella hizo el trabajo de una semana en dos días, con serenidad y sin aspavientos. Me salvó de un lío y mientras revisábamos las prendas, le pregunté su historia. Acá la dejo, agradecida.

La simpatía de Joaquina sólo es superada por su seriedad a la hora de entregar su trabajo. Mientras revisa las prendas a modificar, conversa serenamente, revisa cada detalle, pregunta, sugiere. Su vida no ha sido un lecho de rosas, pero ella sabe que somos el fruto de nuestras decisiones y opta por no cejar.

Siendo muy niña, en la provincia Pacajes, padeció de poliomielitis, que se ensañó con la fragilidad de su pequeño cuerpo. Su madre salió con ella rumbo a la ciudad y la dejó en el hospital, saliendo para no regresar. Sigue leyendo