Bolivia entre 20 países elegidos para una gran producción documental: WOMAN

Yann-Arthus Bertrand, el realizador que busca conocer el alma humana

Y Arthus-Bertrand©Quentin JumeaucourtEste año se rodó en Bolivia un segmento de Woman, el nuevo documental de Yann-Arthus Bertrand que codirige con Anastasia Mikova. El trabajo de este cineasta es mundialmente reconocido tanto por el público como por la crítica, y la participación de Bolivia no es poca cosa. Será la primera vez que seamos parte de una de las producciones de Bertrand, reconocido por sus espectaculares imágenes aéreas y su compromiso con temas sociales y ambientales.

Desde 2017 el equipo de Hope Production recorre unos 20 países del globo, con la intención de entrevistar a unas 3.000 mujeres. Lo hará hasta 2019. Marion Gaborit y Emilie Aujé, periodista y camarógrafa de Hope Prod. llegaron a Bolivia desde París en marzo y durante varias semanas nos dedicamos a encontrar mujeres con historias auténticas e intensas para compartir.

De Guarayos a París

Marion, Emilie y yo como responsable de la investigación y producción local, logramos cerca de 30 entrevistas en varias regiones del occidente y el oriente del país, incluyendo la provincia Guarayos, desde donde conversé con Bertrand a través de una video llamada. “El papel que las mujeres ocupan en un país es uno de los indicadores que mejor revela su buen estado”, dijo entonces y explicó por qué decidió hacer este documental: “Woman es ante todo un reflejo del mundo de hoy. Me he dado cuenta que durante todos estos años no habíamos intentado saber qué significa ser una mujer en este mundo de hombres. Hoy es un tema de moda, pero no lo era tanto cuando empezamos, por eso decidimos hacer esta película. Desde que empecé, he estado trabajando con muchas mujeres (así debe ser) y he cambiado de opinión sobre mi madre y sobre mi esposa, por ejemplo. Pienso que si los hombres escuchamos todo lo que hemos hecho, podremos entender mejor a las mujeres”. Sigue leyendo

Anuncios

Las mujeres de Sofía

0sofia_coppolaNacida en Nueva York, Sofía Coppola es parte de la “realeza” hollywoodense, su papá es el cineasta Francis Ford Coppola, su abuelo era compositor y entre sus parientes próximos están Nicolas Cage y Talia Shire. Cuando tenía un año de nacida su papá la puso en la pantalla (El Padrino, 1972), siendo la primera de varias actuaciones en películas de Francis. Aparece también en Frankenweenie (Tim Burton, 1984) y en Star Wars Episode I (George Lucas, 1999), por citar algunos títulos. Lo suyo, sin embargo, no es la interpretación. Aunque ha hecho videoclips, piezas publicitarias y diseño de ropa, la mayor destreza de Sofía es escribir sus propios guiones y dirigirlos. Gusta de contar historias casi siempre de mujeres, muy bellas y que además se ven, casi siempre, aburridas. Su línea narrativa se compone también de una característica común en sus historias y es el afán por hacer indagaciones psicológicas en sus personajes, que suelen ser algún tipo de celebridad.

“Me gusta escribir sobre momentos en los que las personas atraviesan una transición y tratan de aprender algo sobre ellos mismos”, dice.

Ésta es su filmografía completa a la fecha y su propuesta, en general, es notable. Sigue leyendo

No busques a ciegas: títulos seleccionados de Netflix para relajarse en casa

Tantas películas y tan poco tiempo para elegir: ese cada vez más complicado momento en que, cuando finalmente nos sentamos y logramos hacernos del control remoto, es perentorio encontrar algo que nos reconforte y nos gratifique por un día que puede haber sido tan bueno como difícil. Al encender el televisor hay tanto para buscar, que al terminar de revisar ya pasó al menos una hora. Para eso fue pensada esta cartelera, deja de perder tiempo en la búsqueda y ve directamente a la opción adecuada. Esto son ocho títulos sin desperdicio, para diversos gustos y circunstancias, todos con estupendas credenciales. Buena semana y buen cine para todos. Sigue leyendo

El carisma de Darín

De ascendencia italiana y libanesa, este argentino es probablemente uno de los actores más queridos en el mundo latino. Está en lo del arte desde siempre, ha comido, bebido y respirado el oficio casi toda su vida. A los 10 años debutó en el teatro junto a sus padres, también actores y hasta ahora ha participado en al menos una decena de obras teatrales y cincuenta películas, además de muchas series y telenovelas.

Siempre activo, es famoso también en Twitter, donde destaca sobre todo por ayudar a quienes le piden difundir mensajes de solidaridad. Su cuenta @BombitaDarin, tiene más de 318.000 seguidores y se dedica básicamente a retuitear sobre personas desaparecidas, perros abandonados, campañas de solidaridad y su propio trabajo como actor. Sigue leyendo

Ana y Clemencia

Su lealtad es innegociable. Siempre de trato generoso, son las caras más queridas de la Cinemateca Boliviana. De los 42 años de su creación, Ana Sotomayor y Clemencia Nina están ni más ni menos que 31. Sus primeros salarios eran de 60 bolivianos. Llegaron cuando la salita y el repositorio que alberga el patrimonio cinematográfico más importante del país estaba en su primera infancia. Con el tiempo ya conocían a su público. Era la época en que ibas con tu carnet de estudiante o de Amigo de la Cinemateca y pagabas Bs 1,50 por ver joyas del cine en una butaca añeja, como la esquina Indaburo y Pichincha. La Clemen te veía y en lugar de preguntar qué asiento querías, te entregaba tu taquilla favorita, sabiendo qué lugar te gustaba y preguntando qué tal fue tu día, con la franqueza de quien nada espera, con la claridad del aprecio mutuo. Sigue leyendo

Si el río suena…

Los seguidores del cine boliviano cruzamos los dedos cada vez que nos enteramos que una nueva película nacional va a ser estrenada. No es para menos. Con todo el esfuerzo que significa hacerla y la expectativa que se crea en un público ávido de verse en la pantalla grande, hay que admitir que han sido más las decepciones que las alegrías. Sin embargo, en los últimos años ha habido gratas sorpresas, sobre todo de nuevos realizadores, que reflejan nuestras historias con una mirada fresca, apelando a más ángulos de la ficción, con sentido del humor y exponiendo sus cuestionamientos con buen sentido estético y formal. En general, el guión y la dirección de actores siguen siendo nuestras mayores flaquezas a la hora de plantear un rodaje. Muchas buenas historias se diluyen en textos sin eje narrativo claramente sustentado y sin un trabajo incisivo en la dirección actoral. Sigue leyendo

Matineé, tanda y noche

Hey, milennials, cuando su madre les dice que ya están aburridas de pedirles que recojan su ropa del piso “matineé, tanda y noche” ustedes no tienen idea de qué es eso, ¿cierto? Pues anoten, eran los nombres de las funciones que las salas de cine ofrecían hace unas cuantas décadas. Matineé a las 14:30, tanda a las 19:00 y noche a las 21:30.

Sepan también que hubo un tiempo en que el cine fue un espacio de entretenimiento popular y accesible para la mayoría de la gente. Las salas se creaban en los barrios de las ciudades y los precios de las entradas eran tan bajos que de sólo recordarlos provoca disnea suspirosa. No había candy bar y, lo mejor, las películas se exhibían en su idioma original (¡aplausos!). Sigue leyendo