Gemas del mundo

Sabemos bien que los premios Oscar equivalen a algo así como una entrada al paraíso, al reino de los elegidos. Recibir uno de esos esbeltos y dorados trofeos logra un giro de tuerca en el destino de sus poseedores, cuyo nombre y foto se imprimen en esa selectísima lista de privilegiados que son tapas de revistas. Ante tantos brillos y lentejuelas, a veces nos olvidamos de obras geniales que si bien están entre las nominadas, al no llegar al podio, les quitamos la atención que merecen. Por eso la cartelera de hoy no es de ganadores, sino de algo mejor, es una selecta lista de nominadas al Oscar como mejor película extranjera y que hasta ahí llegaron. Sin embargo, son películas necesarias, les recomiendo darles un espacio en sus listas pues su aporte es sustantivo, a no dudarlo.

Si algo en común tienen estas historias, además de sus nominaciones, es que giran alrededor de los lazos familiares y afectivos. Cómo nos unimos con otros y cómo esas relaciones pueden quebrarse, hundiendo todo a su alrededor. El amor en sus distintas y mágicas formas enmarca esta variada lista.

Hay de todo, desde un ladronzuelo que ha construido un precioso hogar con retazos, pasando por los hijos de las guerras y el odio, hasta un padre enfermo que hará todo para proteger a los suyos mientras lucha contra su mortalidad, junto a una madre con un pasado inconfesable, además de una niña abandonada por sus padres, por cumplir con una espantosa tradición. La humanidad resumida en nueve historias de nueve lugares del mundo, que nos muestran cuán similares somos los seres humanos, sea de donde fuere que seamos.

  1. Un asunto de familia. Hirokazu Koreeda, Japón, 2018. Osamu es un humilde pero alegre jornalero, padre de una peculiar familia. Son muy pobres, pero entre todos han encontrado la manera de disfrutar de la vida. Se abastecen mediante pequeños robos y todo se mantiene dentro de cierta normalidad, hasta la llegada de la pequeña Yuri. Una verdadera joya.
  2. Cafarnaúm. Nadine Labaky, Líbano, 2018. Con esta película, Labaky se convirtió en la primera mujer árabe en llegar al Oscar. Su historia, tan desgarradora como real, acerca de la vida de los miles de niños de la calle en su natal Beirut, inicia con un muchacho de 12 años que denuncia a sus padres por haberle dado la vida.
  3. Sin amor. Andrey Zvyagintsev, Rusia, 2017. Alyosha es un niño ruso que debe vivir en un ambiente hostil día a día. Sus padres se han separado, pelean constantemente y sin disimulo. Alyosha nunca ha recibido amor, vive rodeado de egoísmo y rencor. Del mismo director que nos dejó la dolorosa Leviatán, en 2014. Tristes pero necesarias obras sobre las destrozadas relaciones familiares de este malogrado mundo.
  4. Un hombre llamado Ove. Hannes Holm, Suecia, 2015. Luego de la depresión que tendremos con estas películas, llega Ove a elevarnos el espíritu. Él es un hosco y misterioso anciano, con un pasado que guarda celosamente. Entre sus varios intentos de quitarse la vida y todo lo que debe resolver entre una y otra vez, hay mucho que aprender sobre la naturaleza humana. Simplemente maravillosa.
  5. Mandarinas. Zaza Urushadze, Estonia, 2 En un lejano poblado rural, Afjasia, en 1992, durante un doloroso episodio bélico entre las antiguas provincias soviéticas de Georgia y Afjasia, dos campesinos estonios y dos soldados enemigos, uno georgiano y otro checheno, deben convivir bajo el mismo techo para sobrevivir. Una historia de apariencia simple, pero profundamente conmovedora. La crueldad de la guerra reflejada en la bondad de cuatro hombres obligados a enfrentarse.
  6. Señor Lazhar. Philippe Falardeau, Canadá, 2011. Bachir Lazhar es un profesor que llega a una escuela para reemplazar a la titular, quien acaba de suicidarse en su propia aula. Esto sucede en una escuela pública de Montreal, donde la monotonía está a la orden del día. Lazhar deberá administrar su propia historia de inmigrante con el duelo de los niños y maestros del lugar. Un relato sereno, en el que los personajes fluyen fácilmente a través de escenas cotidianas en las que adultos y niños van construyendo sus lazos.
  7. Biutiful. Alejandro Gonzáles Iñárritu, España, 2010. Una obscura historia de redención a través de la tragedia por la que pasa el triste héroe, Uxbal (Javier Bardem), quien debe enfrentarse a la muerte, la pobreza, la violencia y la culpa, mientras trata de proteger a sus hijos, en medio de una situación extrema.
  8. Incendies. Denis Villeneuve, Canadá, 2010. Ambientada en Canadá, inicia con la muerte de Nawal, madre de dos gemelos, a los cuales revela en su testamento que tienen un hermano y un padre, cuya identidad deben descubrir. Los hijos retornan así a las raíces familiares, llegando a medio oriente, donde para encontrar lo que buscan tendrán que conocer el pasado de su madre, nublado por la violencia de una guerra civil.
  9. Agua. Deepa Mehta, India, 2005. Según las creencias hindúes, cuando una mujer enviuda, tiene tres opciones. Una es casarse con el hermano menor de su esposo, la segunda es ser quemada con el cuerpo de su esposo muerto y la tercera, sumirse en una vida de abnegación. Ésta es la historia de una niña viuda de tan sólo 8 años de edad, condenada a una vida de aislamiento, sin contacto con el mundo, pues ni siquiera puede ver a su propia madre. Una película imprescindible, bellamente narrada.

Esta página se publica también en la revista Rascacielos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.