Ser mamá y jugar Pokemon Go

wp-pokemon.jpgHace poco fui insultada públicamente, en la universidad donde me titulé, por dos académicos de renombre, en frente de un público de más de 150 personas. Lo único que recibieron a cambio fue algo parecido a una sonrisa.

Sucedió en una conferencia académica, en la que participaba un ilustre profesor de literatura de una universidad mexicana, junto a un expresidente, ambos me lanzaron sus epítetos, mientras yo los escuchaba muy atenta y respetuosamente, en primera fila. Sigue leyendo

Anuncios